Legítimas. En estado como Michoacán y Oaxaca las autodefensas han hecho el trabajo que el Estado mexicano dejó de hacer, que es la vigilancia territorial y proteger a la ciudadanía.
No hay policías suficientes para proteger a la población, por el mismo riesgo que implica esa profesión
En algunas regiones siguen siendo necesarias las autodefensas, el problema es que no hay policías”.
Martín Barrón Cruz, Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe).

CDMX.- Cinco años después de que grupos comunitarios decidieron tomar las armas en Michoacán para defenderse de la delincuencia organizada, especialistas en temas de seguridad señalaron que México no ha mostrado avances en el fortalecimiento de sus policías estatales y municipales, por lo que las autodefensas siguen siendo necesarias en algunos puntos de la República Mexicana.

Aunque advirtieron sobre la descomposición de las autodefensas -porque algunos de sus miembros han incursionado en el crimen organizado-, coincidieron en que son un mal necesario por la falta de capacidad del gobierno para hacer frente a bandas delictivas.

“Hay autodefensas bastante legítimas y están muy apoyadas por la población. Esto sucede en zonas indígenas como Oaxaca, Chiapas e incluso en Michoacán, donde han contado con bastante credibilidad porque se dedicaban a combatir el crimen organizado y el gobierno no tenía ninguna capacidad para enfrentar a estas bandas”, señaló Raúl Benítez Manaut, integrante del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM.

Ayer, El Universal informó que en México hay unas 50 autodefensas distribuidas en Guerrero, Michoacán, Veracruz, Morelos, Tamaulipas y Tabasco; se trata de estados donde, según información de la Secretaría de Gobernación (Segob), hay menos de dos policías preventivos estatales por cada mil habitantes.

ESTADOS MÁS CRÍTICOS

El estudio Modelo Óptimo de la Función Policial reveló que en 2018 la situación más crítica estaba en Michoacán, Veracruz y Morelos, donde había 0.7 policías preventivos estatales por cada mil habitantes; en Guerrero, 0.9; en Tamaulipas, 1.1, y en Tabasco, 1.9.

De estas seis entidades sólo Tabasco superó el estándar nacional mínimo de fuerzas policiales, que fue de 1.9 policías por cada mil habitantes.

La Segob detalló que en Veracruz 19 por ciento de sus agentes estatales no aprobaron los controles de confianza; en Guerrero fue 16 por ciento; en Michoacán, 15; en Tabasco, 14; en Tamaulipas, 5, y en Morelos, 3 por ciento.