Estas fueron las cintas más malas que se pudieron ver en las salas de Saltillo durante el año que termina

Ir al cine debería ser sinónimo de pasar un buen rato. No siempre. Estas abominaciones hicieron de la experiencia cinematográfica una tortura. Cuando el dinero es la principal motivación detrás de las producciones, el resultado son horrores como los siguientes diez.

 Malas adaptaciones, viajes innecesarios a la nostalgia, animación sin el menor de los cuidados, llenaron las pantallas del 2017 de bodrios que nos quitaron tiempo y dinero. Estas historias es mejor enterrarlas en el olvido, dejarlas en una caja fuerte y decirles adiós para siempre junto a los 365 días que ya van a formar parte de la historia. 

Démosles la espalda y miremos al futuro, con la esperanza de encontrar cine de mucha mejor calidad en nuestro porvenir.


Emoji: La Película  
Calificación: 1.5 de diez
> Aquí tocamos fondo. En cuanto a películas animadas y como sociedad. Un producto nocivo y enfermo, hecho por todas las razones equivocadas. La cinta no sólo es aburrida y estúpida, sino que sostiene toda su trama en la importancia de los emojis a los cuales llama “el invento más importante en la historia de la comunicación”. No es broma. Se gana un lugar honorífico como una de las peores cintas animadas jamás hechas.

Cómo Ser un Latin Lover
Calificación: 
2 de diez
> Eugenio Derbez se convirtió en nuestro Adam Sandler. No es un cumplido, al contrario. El comediante mexicano cayó en lo más bajo de la comedia: cintas absurdas, ofensivas y descerebradas. Si acaso tiene algún punto a su favor, es que esta historia muestra todas sus cartas desde un principio. Estos chistes malísimos están muy lejos de la época de oro de Derbez en la televisión, el actor ahora quiere agradar a las masas, sin importarle nada.

Hombre de Familia
Calificación:
3.5 de diez
> Esta cosa fue un drama cínicamente predecible, donde un empresario sufre porque su hijo tiene cáncer y aprenderá una valiosa lección. Desde el título ya se debe imaginar lo que viene. Sería una historia inofensiva, pero tiene algunos comentarios sexistas y racistas que no se pueden ignorar. Fueron tales que, al final, me sacó varias carcajadas. No podía creer que un guion tan malo hubiera llegado a la pantalla grande. Lo bueno que quedará en el olvido.

Geo-Tormenta
Calificación:
3.5 de diez
> ¿Qué se puede esperar de una vil copia de las cintas de desastres de Roland Emmerich hecha por uno de sus productores? El problema es que sigue su fórmula tan al pie de la letra que todo se vuelve monótono y falto de sorpresas. Es tan genérica que llega a ser tediosa. Hay una razón por la que las cintas de desastres pasaron de moda, aquí tenemos la prueba. La diversión más básica no requiere de mucho ingenio, este filme es más bien una irritante pérdida de tiempo.

La Momia
Calificación: 3.5 de diez
> Qué triste es la historia del “Dark Universe”, un mundo donde convivan los monstruos clásicos. Uno que se rehúsa a nacer siquiera, pues no obtiene éxito ni con la crítica ni con la taquilla. Aunque los actores parecen pasarla bien y se podría decir que hay secuencias entretenidas por separado, este caos narrativo y de tonalidades no alcanza a ser ni siquiera divertido de forma involuntaria. Un desorden superficial para hacer dinero (aunque ni eso logró).

Power Rangers
Calificación:
3.5 de diez
> La nostalgia nos invade y ni el más poderoso Megazord puede derrotarla. Quienes entraron a la sala buscaban dos cosas: o recordar su niñez o divertirse con una buena película de acción. Algunos nombres, música y referencias consiguieron lo primero, pero no creo que lo segundo se acercara siquiera. Al intentar modernizar esta popular serie de los 90, lo que consigue es una fórmula genérica. El resultado es aburrido y visualmente desastroso.

Un Jefe en Pañales
Calificación:
4 de diez
> Supongo que pensaron que un bebé con traje y maletín se vería lindo. Supongo que fue todo lo que pensaron. No me pidan hacer una sinopsis, no puedo. Esta cinta está repleta de incoherencias. Se trata de una aventura de animación rápida, colorida, que sigue la línea de contar un montón de chistes básicos, por encima de su trama. La verdad es que es más confusa que divertida. Se nota que ninguno de los responsables se detuvo a reflexionar qué estaban haciendo. 

Transformers: El Último Caballero
Calificación:
4 de diez
> Debido a que no fue un éxito en taquilla, como las otras, me da gusto que la gente ya se esté cansando de esta saga, que se sintió cansada desde la segunda parte. Por quinta ocasión, la misma fórmula: malas escenas de acción repletas de efectos especiales, militares idiotas y una mujer atractiva. Ruido, esa es la palabra para definir a estas películas, que no han cambiado en nada. En su defensa, puedo decir que no es tan mala como su predecesora. No es halago.

Cincuenta Sombras Más Oscuras
Calificación:
4 de diez
> La mejor comedia involuntaria del año. Algún mérito debe tener eso. A esta cinta no le importa absolutamente nada. Ni el supuesto conflicto (si es que existe), ni sus personajes, ni los múltiples “villanos” que se saca de la manga, ni el sexo, ni el sadomasoquismo, nada, nada. Este filme es casi una parodia. Está tan mal hecho que hasta parece a propósito. El público puede sentirse ofendido o tomarlo con humor.

La Torre Oscura
Calificación:
4 de diez
> Fue un gran año de adaptaciones de Stephen King, con “It” en cines y “Gerald’s Game” en Netflix. Lástima que esta saga épica de libros no corrió con la misma suerte. Esta cinta no tiene nada de “épica”. Una historia absurda, que lanza ideas dispares y ridículas y además desperdicia a dos grandes actores en papeles acartonados. Si acaso logra entender de qué trata, no queda ni en el conflicto ni en sus involucrados suficiente sustancia para que nos importe.