Fotos: Especial
En más de 90 países del mundo la población femenina, y sobre todo la infantil, ha sido tratada como cualquier otro objeto, como una propiedad o un bien comercial

El matrimonio infantil, o el matrimonio que se contrae antes de cumplir 18 años, constituye una violación de los derechos humanos. Pese a las leyes que lo prohíben, esta práctica sigue estando muy extendida.

El matrimonio infantil lleva consigo toda una vida de sufrimiento. Las niñas que se casan antes de cumplir 18 años tienen menos posibilidades de seguir yendo a la escuela y más posibilidades de ser víctimas de violencia en el hogar, así como la imposibilidad de desarrollarse como individuos.

Las niñas adolescentes tienen más probabilidades de morir a causa de complicaciones durante el embarazo y el parto que las mujeres de entre 20 y 30 años, y es más probable que sus hijos nazcan muertos o mueran en su primer mes de vida.

Hablando de cifras, según el portal Grandes Medios de España, cada dos segundos una niña es casada con una dulto contra su voluntad; 15 millones de niñas son despojadas para tener una vida como mujeres, y cada minuto 28 niñas en el mundo dejan de ser niñas para llevar una vida de adulto.

El problema del matrimonio infantil es grande, ya que en más de 90 países aún existe esta situación, y al ritmo que va, en el 2020 habrá 120 millones de niñas menores casadas.

Normalmente son las niñas en mayor medida a quienes obligan las familias a casarse, lo que supone riesgos como los embrazados y estar expuestas a violencia física y sexual.

El matrimonio infantil se puede combatir con las leyes, dicen expertos, se trata de prohibir que los menores se casen, trabajar con las comunidades para concientizar sobre un cambio cultural, así como el trabajo con las niñas, que conozcan sus derechos y los defiendan.

Es fundamental la educacion, dejar de lados los roles en los que las niñas siguen estando más expuestas.

Por ejemplo, en Afganistán más de la mitad de las mujeres contrae matrimonio antes de los 18 años y 8 de cada 10 bodas son por un matrimonio forzado.

En muchos países, como Afganistán, la pobreza es uno de los factores que más imperan para que esta situacion se dé, ya que para una familia humilde su mejor opción es casar a su hija a una edad temprana y esperar tenga una vida mejor.

Cuando un hombre se casa con una menor no hay consecuencias en Afganistán. Las familias acuerdan el enlace y el hombre pagará una gran cantidad por la niña, lo que da lulgar a un vulgar intercambio comercial, pues el pago oscilará entre 1500 y 6000 euros por la niña.

 

Grandes Medios muestra el caso de dos hermanas afganas que tuvo final feliz en España

Las Rahini practican boxeo en un gimnasio de Madrid, ellas salieron huyendo de su país en 2016 y hoy son refugiadas en España, luego de que las amenazaran por dejar la escuela para practicar su deporte favorito, el boxeo.

En su país el deporte está bien para los hombres, no para las mujeres, afirman las jóvenes, una de ellas de 24 años, y quien dice que en su país a su edad ya es una vieja y no podrá casarse, pero es algo que le tiene sin cuidado, ya que por eso salieron de su país, para evitar un matrimonio forzado.

Aunque el matrimonio infantil no sólo se da en países en vías de desarrollo, sino también en otros países, como España, donde en 2017 se registraron 35 matrimonios infantiles.

LA SITUACIÓN EN MÉXICO

En México, apenas en junio de este año entró en vigor en 31 Códigos Civiles de los estados de la República la prohibición del matrimonio de menores de 18 años de edad, salvo en Baja California, que conserva excepciones y dispensas en sus leyes estatales.

En el Diario Oficial de la Federación se publicó el decreto con el que se reformó el Artículo 148 y otros del Código Civil Federal, en materia de prohibición de matrimonio infantil.

En 2016 la prohibición del matrimonio entre o de personas menores de 18 años de edad estaba vigente en 18 entidades del país y varias de ellas aún contaban con excepciones y dispensas legales que lo permitían.

(Con información de ONU, Grandes Medios y Notimex)