El delantero francés fue engañado para que pudiera firmar con Tigres en el 2015/ Mexsport.
En el 2015 el francés llegó a México y se ha convertido en uno de los mejores fichajes en la historia de la Liga MX

André-Pierre Gignac es uno de los mejores jugadores que han venido a nuestro país sin embargo los Tigres tuvieron que decirle algunas mentiras piadosas para que pudiera jugar con ellos. 

El Fantasma Suárez reveló la historia de cómo llegó al francés a México.

Tigres se encontraba en las Semifinales de la Copa Libertadores y buscaba a un delantero de renombre para reforzar al equipo. Ahí apareció el nombre de Gignac, que era el delantero estrella del Olympique de Marsella, y terminaba su contrato, por lo que era un jugador libre. 

Mexsport

Eso era un factor que buscaban los Tigres, ya que de no ser así tendrían que desemoblsar una gran cantidad de dinero. 

La directiva encabezada por el ingeniero Alejandro Rodríguez, Miguel Ángel Garza y Alberto Palomino se pusieron en contacto con el representante de Giganc, el exfutbolista Christopher Cano, a través del también exjugador peruano Ronald Pablo Baroni, agente FIFA.

Sin embargo, no lograban concretar el fichaje del francés, debido a que el representante del futbolista galo no veía con buenos ojos su llegada al futbol mexicano y tenía en su mano otras opciones como el Atlético de Madrid, Lazio y Fenerbahce.

Luego de varias pláticas, parecía que no podrían llegar a un acuerdo hasta que el francés les dio esperanza al decir que buscaba un cambio en su vida.

Todo se fue dando hasta que en el Draft de aquel año consiguieron que Gignac viajara de Orlando, donde se encontraba de vacaciones, a Cancún para ver que sus intenciones eran reales. 

Ahí fue cuando los dirigentes de Tigres le dijeron algunas mentiras piadosas para convencer al francés. 

"¿Y cómo es Monterrey?", preguntó Gignac a los directivos de Tigres, que se hicieron acompañar por el técnico Ricardo 'Tuca' Ferretti. 

"Pues igual que acá (Cancún)", apresuró a contestar Garza, "así con palmeras, calorcito, como aquí. Monterrey es una ciudad muy moderna", dijo el Fantasma Suárez en su columna.  

"Las playas son muy hermosas, ¿cómo a cuánto tiempo estamos de aquí (Cancún) a Monterrey?", cuestionó el atacante. 

"Nombre ta´ muy cerca. Como a hora y media nada más", le respondieron. "Que bueno que está tan cerca, a Deborah, mi esposa, le va a encantar y puede venir con mi hija Grace", replicó Gignac. 

Evidentemente no le mencionaron que en realidad el viaje en avión de Monterrey a Cancún es de 2 horas y 20 minutos.

Después vino otra pregunta incómoda del francés.  "Leímos en internet que el fin de semana habían matado a varias personas a balazos en San Nicolas de los Garza (lugar donde está el estadio de Tigres) ¿es peligroso ahí?". 

Ante la sorpresiva pregunta y los agentes atentos, el ingeniero Rodríguez respondió: "Ah, pero eso no está en Monterrey, es otro municipio que no está cerca. Tu estarás muy seguro".

A pesar de esas mentiras, Gignac aceptó fichar por los Tigres y luego de seis años, el ariete francés tiene al equipo mexicano en la cúpula del futbol mundial.