El Presidente Municipal de San Juan de Sabinas (Nueva Rosita), responde al nombre de Julio Iván Long Hernández. En enero de 2018 asumió un primer gobierno de tan sólo un año. Como muchos otros alcaldes coahuilenses, apostó a la reelección inmediata y ganó su derecho a gobernar hasta 2021.

Un joven fresco suele ser sinónimo de esperanza. En la Carbonífera, Julio inyectó nueva energía a un desahuciado PAN. Después de varias derrotas electorales por fin le sonrió la victoria. Julio representaba “lo que necesitaba el municipio”. Habían probado de todos los colores y sabores, pero con unos y otros, la adversidad perseguía siempre a la comunidad. Es la maldición del carbón, responsable de las ganancias y de las pérdidas.

Podría decirse que la sangre joven traería ideas innovadoras, de mediano y largo plazo, que pensara fuera de la caja sería una apuesta obligada. La población de Nueva Rosita es harto trabajadora, el poblado se encuentra sobre la carretera federal 57 a corta distancia de la frontera con la mayor potencia económica mundial. No obstante ello, prevalece la dependencia económica del presupuesto federal y de las migajas del Estatal, lo que limita y condiciona el margen de maniobra de cualquier gobierno.

Desde hace décadas se dice que una parte de los ingresos provenientes del carbón deberían destinarse al desarrollo social, se trata de una propuesta semejante a la que se aplica en las zonas petroleras. En ambos casos los recursos no llegan o no se ven reflejados y los resultados son similares: el subsuelo explotado y la comunidad afectada “nomás milando”, siguen esperando beneficios, un sexenio tras otro.

Hoy la crisis no puede ser peor. El mercado mundial del carbón está desplomándose. Este mineral no es bien visto, política, económica o socialmente. Hoy los fondos de inversión y los grupos ambientalistas le hacen el feo. La CFE, que monopoliza las compras, los tiene congelados, con una promesa que, al parecer, no acaba de aterrizar. El otro comprador, la industria acerera, también está en crisis.

Justo ahora la región requiere un alcalde con energía, estrategia y decisión, capaz de pensar “fuera de la caja”, más allá de presupuestos estatales y federales, capaz de hacer equipo con su pueblo para aprovechar la inevitable crisis y buscar nuevas y diferentes formas de desarrollo económico, sustentable y humano, capaz de planificar, de detectar fortalezas, de estudiar el mundo, América del Norte, México y Coahuila. Aprovechar el bono demográfico y no estar viendo cómo los jóvenes de la región se van a otras ciudades para no regresar.

Tristemente la historia vuelve a ser la misma. Con sólo visitar el sitio de internet nuevarosita.gob.mx queda claro que Long será otro Presidente Municipal que irá derechito al basurero de la Historia. Además de presidir conmemoraciones y entregar apoyos clientelistas, apenas aceptables de alguna asociación civil o fundación caritativa, no vemos nada, sólo un gobierno que prometió mucho y no logró nada.

Su sitio personal ni siquiera ha sido actualizado, presenta una especie de discurso fechado a principios de 2019, en el que se refiere a su primer gobierno. Lo que gastó en el diseño de la página sirve para muy poco, al parecer no hay mucho que decir.

Es evidente que carece de ideas para sacar al municipio de la peor crisis económica de que se tiene memoria, lo que ya nos queda claro es que le sobra tiempo para priorizar y privilegiar sus negocios particulares, hasta le ayuda el ser Alcalde.

Información pública refleja que fue de los pocos que aseguró ventas en el último respiro de la Promotora para el Desarrollo Minero de Coahuila, a través de su empresa Long Mining Group SA de CV. Ahora también aparece como el tercer productor más beneficiado por CFE en las próximas adjudicaciones, con 53 mil 550 toneladas de carbón, por encima de empresas mucho más grandes y consolidadas. Tocará ver si aterriza su jugoso pedido.

¿Podrá surtir tanto carbón una empresa catalogada como micro? ¿Dispone de la fuerza laboral necesaria para enfrentar ese esfuerzo? ¿Cómo combinará sus responsabilidades de Alcalde, con los cumplimientos contractuales que adquirirá con CFE?

Nueva Rosita está en crisis, requiere un liderazgo de tiempo completo, ideas frescas para salir del problema, que no se resolverá explotando carbón mineral. El Alcalde está por entrar a su último año de gobierno y su mirada está puesta en surtir toneladas de carbón a la CFE, no en liderar a su pueblo en medio de la adversidad.

Twitter: @chuyramirezr