Foto: Internet
“A Yuri no podemos tomarla completamente en serio cuando grita a los cuatro vientos sus creencias y valores.”

1.- Yuridia Valenzuela Canseco es carismática hasta decir basta. En los años 70 del siglo pasado, en plena adolescencia, se lanzó como cantante en su natal Veracruz con un grupo llamado La Manzana Eléctrica de Yuri. Ya para 1981, después de un debut relativamente oscuro, participó por segunda ocasión en el Festival OTI con la canción Deja de José María Napoleón y, ahora sí, se hizo conocida en todo el país.

2.- Volviendo al inicio: Yuri de verdad es sumamente simpática. Tanto en sus apariciones en medios de comunicación, como en sus conciertos y en las entrevistas que montones de periodistas le hemos hecho. Su eterna sonrisa, sus respuestas chispeantes y, además, su característico acento al hablar son características que la hacen adorable.

3.-  Pero antes de que me digan que la señora de las cinco décadas y media me pagó para hablar bien de ella, hablemos de otros aspectos más polémicos de su personalidad. Hace unos días, unos productores de la ciudad de Monterrey le ofrecieron un homenaje por sus 40 años de trayectoria y para ello le prepararon un espectáculo travesti donde uno de los participantes hizo una imitación tan exacta de la cantante, que ella misma reconoció el asombroso parecido.

4.- "Eres igualita a mí, comadre, con un poquito más de pompa, porque eso Dios no me lo dio", le dijo Yuri al imitador frente a las 150 personas que asistieron a este homenaje. Después se dejó fotografiar con muchos de los presentes, entre quienes destacaban gran cantidad de travestis y otros artistas. En pocas palabras: derrochó su lado encantador durante toda la noche.

5.- Sin embargo, Yuri es ampliamente conocida por su “homofobia institucional” ejercida principalmente por los estrictos preceptos de la religión que ella practica. Entonces ¿su actitud frente a los homosexuales se pone “tantito en pausa” mientras le rinden honores y alabanzas a ella? No estoy diciendo que sus creencias sean deleznables o falsas. Estoy apelando a la coherencia.

6.- Todos los seres humanos necesitamos alimentar el cuerpo, la mente y el espíritu. Para ello hacemos una dieta balanceada que beneficie nuestra salud; leemos y estudiamos para ejercitar nuestra inteligencia y, por último, meditamos, reflexionamos o entramos en contacto con nuestro yo interno para fortalecer nuestro espíritu. A algunos, la práctica de una religión les funciona bien para esto último.

7.- Pero como el ejercicio de la espiritualidad es algo sumamente personal, lo mejor sería hacerlo en la más estricta intimidad. Es por eso que a Yuri no podemos tomarla completamente en serio cuando grita a los cuatro vientos sus creencias y valores, incluso en sus conciertos antes de cantar sus antiguas “canciones atrevidas”. Porque después se trepa a un escenario lleno de travestis y se muestra amorosa con ellos. Como si todos los demás no supiéramos lo que piensa de ellos.

 

Toda opinión es muy valiosa. Búsquenme en Twitter, Instagram, Facebook y Snapchat en: @felixrivera333