Comité Laboral y Productividad de Empresarios de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), César Maillard Canudas. Foto: Especial
El presidente de la Concamin, César Maillard Canudas, dijo este día que los empresarios consideran que las utilidades son injustas, porque los trabajadores "no son socios", y que el pago por la Participación de los Trabajadores en las Utilidades representa un costo "mortal"

El presidente del Comité Laboral y Productividad de Empresarios de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), César Maillard Canudas, dijo este día que los empresarios consideran que las utilidades son injustas, porque los trabajadores "no son socios" y que el pago por la Participación de los Trabajadores en las Utilidades representa un costo "mortal", indicó.

Las declaraciones del empresario fueron en el contexto de su participación en el foro "El Futuro del Trabajo es Ahora", un espacio convocado por la OCDE en el que funcionarios públicos, rectores de universidades, académicos, especialistas, líderes empresariales y representantes del sector obrero discutieron los desafíos del mundo laboral en México.

El empresario expuso que "el costo impositivo del reparto de utilidades en México es mortal, el 30% del Impuesto Sobre la Renta y el 10% directo de las utilidades netas, los trabajadores no son socios, cuando la empresa tiene pérdidas los socios pagan un 10% de las pérdidas, aquí no".

El organismo de contadores refirió que quienes deciden iniciar un juicio para revisar si lo recibido es correcto, inician un camino "tortuoso" y sólo el en el 2% de los casos el fallo resulta a favor de los trabajadores, debido a que es muy difícil recabar los elementos suficientes para probar cuánto es el monto exacto al que son acreedores.

Maillard Canudas solicitó que el reparto de utilidades se indexe a la productividad para que el trabajador que labore de acuerdo con métricas de rendimiento reciba un bono de meritocracia y el que no lo haga no tenga acceso a éste.

"Si chucho trabaja mucho y Juan no trabaja, llega abril o mayo y cobran lo mismo ¿dónde está el incentivo? No son socios, te garantizo que la empresa pagaría con mucho gusto un bono de productividad para aquella persona que se lo merece y a Juan que no trabaja mucho no tendría por qué ganarlo. Debe de ganar más quien trabaja mejor", ilustró el empresario.

Actualmente se reparte entre los trabajadores el 10% del total de las ganancias de una empresa más las utilidades que no se hayan repartido el año pasado.

(Con información de Economía Hoy)