AP
Fue una carrera trepidante que quedó marcada por las habilidades de los pilotos

Charles Leclerc dejó en claro que es el presente y futuro del automovilismo. A sus 21 años brilló como un veterano de mil batallas y conquistó el Gran Premio de Italia devolviéndole la alegría a Ferrari.

Desde el 2010 un auto de Ferrari no ganaba en Monza, cuando lo hizo Fernando Alonso y hoy volvió la alegría a tierras italianas.

Leclerc aguantó a Hamilton y posteriormente a Bottas para devolver a los de Maranello en lo más alto del podio de casa nueve años después.

La carrera de Charles fue impecable desde el principio. Defendió la pole position del primer ataque de un Hamilton que sabía que parte de sus opciones de victoria pasaban por la primera chicane. 

AP

Hamilton y Leclerc brindaron una gran batalla. El británico mostró su versión más agresiva y el de Mónaco solamente cometió un error que no pudo aprovechar el hombre de Mercedes.

Los ataques de Hamilton acabaron con con un error que lo mandó al tercer lugar al irse de largo. Bottas tomó su sitio e insistió por la punta, sin embargo el monegasco pudo controlarlo y alzarse con la victoria. 

Leclerc cabalgó sobre el Cavalino Rampante hacia su 

Mientras eso pasaba en los primeros puestos, "Checo" Pérez hizo una gran carrera y  terminó en séptimo lugar.