Fotos: Especial
El auto está formado por nada más y nada menos que un millón de piezas y se requirieron 13,500 horas de trabajo repartidas en 19 meses para darle forma

Lego, la creativa compañía danesa, ha creado una réplica exacta del auto deportivo Bugatti Chiron y lo mejor es que no es solo decorativo... sí funciona.

El auto está formado por nada más y nada menos que un millón de piezas, y se requirieron 13,500 horas de trabajo repartidas en 19 meses para darle forma. El divertido auto alcanza los 12 kilómetros por hora y tiene una potencia de 5.3 caballos de fuerza. 

Lego logró tener su primer auto de tamaño real que fuera funcional, aunque hubo piezas exclusivas que fueron necesarias debido a las curvas del auto, en algunas partes fue necesario construir piezas triangulares, pero todo está compuesto de piezas plásticas de Lego, igual los asientos, el tablero y el volante. 

Y si te preguntas quien ha manejado ya este auto, la respuesta es Andy Wallace, el campeón de Le Mans, quien expresó lo siguiente sobre su experiencia: “La primera vez que vi el Lego Chiron, inmediatamente quedé impresionado por la precisión del modelo y cada minuto de atención que pusieron en los detalles. De hecho, desde unos 20 metros de distancia, no es obvio que estás viendo un auto de Lego. Solo puedo imaginarme cuánto esfuerzo y tiempo se invirtió en hacerlo. Manejar el Lego Chiron fue una gran experiencia que disfruté de principio a fin. ¡Todos esos años jamás pude haberme imaginado que un día realmente manejaría un auto de Lego!”.