Descuido. La veterinaria Pets Home, de Ramos Arizpe, fue denunciada luego de que un perro fue entregado sin un ojo a su dueña. / Archivo
Afirma veterinario que propuso a dueña de ‘Lalito’ separar a la pareja de perros para evitar se agredieran

“Lalito”, un perro de la raza shitsu que perdió el ojo al estar bajo el cuidado del médico veterinario de Pets Home, en Ramos Arizpe, ya fue operado. En el proceso de recuperación, su dueña Leslie Valdés consideró necesario tomar cartas en el asunto, aunque actualmente se muestra indispuesta a dialogar con los dueños de la veterinaria. 

Ella había sido cliente frecuente y en ninguna ocasión había recibido mal servicio, razón por la que decidió dejar a sus mascotas bajo el cuidado de Vicente de Jesús Gámez, médico veterinario.

Tanto la dueña como los responsables del negocio estuvieron de acuerdo en tener a los perros en casa de ellos, puesto que “Mona” (otra perrita de Leslie) tuvo cachorros, así que consideraron que la convivencia entre “Mona”, los cachorros y “Lalito” sería normal.

“Nosotros hemos atendido siempre a ‘Lalito’ desde chiquitín, pasa tiempo y ella (Leslie) los trae completamente descuidados. Le regalan a ‘Mona’, y le digo: está embarazada la perra, necesitamos tomar radiografías. A los dos o tres días nacen los perritos”, cuenta Vicente de Jesús. 

Y agrega: “Desde un principio le dije que a ‘Lalito’ hay que tenerlo separado, y le propuse: si tú quieres me los llevo a mi casa, los puedo tener en la lavandería como los tienes tú y separados para que no se peleen. El detalle es que la casa no está acondicionada como aquí (veterinaria), que están en áreas grandes”, detalla el médico. 

Recuerda que el día del ataque “Lalito” se brincó, se queda atorado y la perra lo que hace es atacarlo, desgraciadamente los perros que son chatos como el shitsu, el globo ocular se puede desorbitar muy fácil porque los párpados son muy flexibles. Dice que no se le atendió, ¿Cómo le voy a hacer una operación sin el permiso de ella? Tuve que esperar a decirle”, asegura Vicente de Jesús Gámez.

Leslie asegura que cuando les marcó a las 09:00 horas del día martes ellos no respondieron.

“A las 11:00 ya llegando al trabajo, me marca la esposa del veterinario y me dice: oye, hubo un incidente con ‘Lalito’ y ‘Mona’; ‘Lalito’ tiene una fisura en su ojo. Yo le pregunté: ¿grave?, Y me dijo: no tanto. Nunca me mandó fotos de ‘Lalito’. Yo entiendo que todos tengamos un error, lo que haya sido nunca lo voy a saber, o tal vez sí. ¿Por qué no lo curó en ese momento? Si no tenía las herramientas, llévalo a otra veterinaria como yo lo hice. Yo no quiero hablar con ellos. No puedo hablar con ellos. ¿Por qué me lo dejaron así si ellos saben que ‘Lalito’ para mí es todo?”. 

Archivo

La dueña compartió que ‘Lalito’ durante la última semana había estado conviviendo con ‘Mona’ y no mostraban comportamientos agresivos. 

Leslie Valdés ha denunciado ante el Ministerio Público de Ramos Arizpe lo acontecido; el veterinario ya tiene citatorio.

La ayuda que la gente ofrece a Leslie sobra, aunque también hay clientes que acuden a la veterinaria y el incidente no les ha quitado el sueño, pues aseguran haber recibido buena atención.

Durante los próximos días se determinará la situación jurídica del caso.

“Yo espero que chequen bien la veterinaria, me dolió mucho el por qué hicieron eso”, finalizó Leslie.