Especial/ Cuatro cohetes han sido lanzados desde el sur del Líbano hacia Israel
Los lanzamientos se efectuaron desde una aldea en las proximidades de la ciudad de Tiro, en el sur del Líbano

De acuerdo con medios internacionales, Israel ha estado repeliendo los ataques procedentes de la Franja de Gaza desde que Hamás y la Yihad Islámica lanzaron cientos de cohetes el 10 de mayo, algunos de ellos dirigidos a Tel Aviv. Hasta ahora, los ataques con cohetes han matado a 10 israelíes y han herido a otros 50.

Cuatro cohetes han sido lanzados desde el sur del Líbano hacia Israel, según han informado las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Según los militares, las defensas aéreas del país interceptaron uno de los cohetes, mientras que dos de ellos cayeron en el mar y el otro en una zona deshabitada.

Los lanzamientos se efectuaron desde una aldea en las proximidades de la ciudad de Tiro, en el sur del Líbano, informó Reuters, citando fuentes de seguridad del país. Ninguna parte ha reivindicado hasta ahora la autoría del ataque con cohetes.

Las sirenas se dispararon en el norte de Israel antes de que las FDI informaran de un ataque con cohetes frustrado.

Las FDI añadieron que han llevado a cabo una serie de ataques de artillería en territorio libanés tras el ataque.

Israel informó anteriormente de que había sufrido descargas de cohetes, en su mayoría procedentes de la Franja de Gaza, durante nueve noches seguidas. El ataque con cohetes de hoy es el tercero procedente del territorio del Líbano, donde tiene su sede Hezbolá.

Los ataques con cohetes comenzaron el 10 de mayo, cuando Hamás y la Yihad Islámica, con sede en Gaza, lanzaron por primera vez cientos de cohetes contra ciudades israelíes, incluida Tel Aviv. En el transcurso de los nueve días de hostilidades, 10 israelíes han muerto como consecuencia de los ataques y varias docenas más han resultado heridos.

En respuesta a las descargas de cohetes, Tel Aviv lanzó una contraofensiva con ataques aéreos que, según afirmó, tenían como objetivo la infraestructura y la dirección de Hamás en la Franja de Gaza. La operación militar de Israel se ha cobrado la vida de más de 212 palestinos, entre ellos varios altos cargos de Hamás y 60 menores. Las Fuerzas de Defensa de Israel atribuyeron las víctimas civiles a Hamás, alegando que el grupo los utiliza como escudos humanos y lleva a cabo operaciones desde edificios civiles.

Como consecuencia, los ataques aéreos de las FDI arrasaron un edificio de varias plantas que albergaba las oficinas de AP y Al Jazeera, evitando apenas víctimas entre los periodistas, así como la oficina en Gaza de la Media Luna Roja de Qatar. Los representantes de las agencias de noticias y las asociaciones de periodistas han condenado enérgicamente la actuación de los militares israelíes, que insistieron en que habían avisado a los habitantes con antelación.