Especial
Fuentes cercanas al Poder Judicial confirmaron que la liberación fue porque terminó la condena que recibió por portación de armas

Luego de que trascendiera la liberación del supuesto asesino del hijo del exgobernador Humberto Moreira, fuentes del Poder Judicial de Coahuila informaron que esto se debió al cumplimiento de su condena que no representaba castigos penales mayores al no ser un delito grave.

Fuentes cercanas al Poder Judicial, informaron, que el hombre que se encontraba en el Centro de Reinserción de Saltillo, estaba cumpliendo una condena por portación de arma.

Sin embargo, también se informó que del otro delito que le perseguía donde se aseguraba su participación en los hechos, fue absuelto y el proceso quedó agotado, por lo que no habría tenido una participación activa o calidad de autor intelectual.

Fue en el 2012, cuando se registraron los hechos del asesinato del hijo del exgobernador en la ciudad de Acuña, y de ahí, fueron procesadas tres personas con calidad de coautoría.

Hasta ahora, se ha sostenido la teoría de que el autor material fue Rubén “N”, “El Shaggy”, quien fue abatido por la Secretaría de Marina en el 2013.

Otro de los detenidos, Carlos Arnulfo Flores, permanece en prisión y recientemente un tribunal le negó la libertad que había solicitado mediante un recurso el pasado 5 de marzo.

El órgano judicial del Estado de México que no tenía los argumentos suficientes como para aprobar su liberación.

Carlos Arnulfo fue señalado como el autor material del asesinato a balazos de Eduardo, hijo del exgobernador Humberto Moreira.

Tras la liberación de otros implicados el miércoles pasado, Carlos es el único que permanece detenido por el crimen ocurrido hace ocho años.