Su liberación de la cárcel de Insein, a Yangon, llega a los 500 días del inicio de sus detenciones, seguida por una amnistía presidencial concedida a 6 mil 250 prisioneros, después de meses de presiones internacionales sobre Myanmar

Habían sido arrestados por una investigación periodística sobre los abusos respecto a la etnia Rohingya y condenados a siete años de cárcel por la violación de la ley sobre secretos de Estado.

Su liberación de la cárcel de Insein, a Yangon, llega a los 500 días del inicio de sus detenciones, seguida por una amnistía presidencial concedida a 6 mil 250 prisioneros, después de meses de presiones internacionales sobre Myanmar.

En el momento del arresto, Wa Lone y Kyaw Soe Oo indagaba sobre la muerte de diez ciudadanos de la etnia Rohingya y sus otros abusos por los cuales son sospechosos miembros del ejército de Myanmar en el estado occidental de Rakhine.

En abril, los dos han ganado el premio Pulitzer en la categoría de Reportaje Internacional. “Estoy de verdad feliz y emocionado de volver a ver a mi familia y a mis colegas”, ha sido el primer comentario a la salida de la cárcel de Wa Lone. “No veo la hora de volver a la redacción”, expresó.

 

Myanmar está bajo los reflectores y ha sido fuertemente criticado por el arresto y la condena de dos periodistas de Reuters y las acusaciones de limpieza étnica de la etnia Rohingya, que ha llevado a 700 mil ciudadanos de Myanmar a dejar el país para refugiarse en Bangladesh.

En noviembre pasado, la ministra de Estado y Premio Nobel de la Paz en 1991, Aung Sang Suu Kyi ha sido fuertemente criticada por el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, durante un encuentro en el Asia Pacific Economic Cooperation de Port Moresby, en Papua Nueva Guinea.

La vuelta a la libertad de dos reporteros se añade a mesas de dialogo con el gobierno de Myanmar, según lo que reporta un consejero del gobierno de Yangon y representante para la agencia británica, Ara Darzi, y coincide con las iniciativas para el fin de año tradicional del país, el 17 de abril, en la cual se acostumbra liberar prisioneros.

Con información de Repubblica