Sale. La FGE lo liberó tras el pago de una fianza al no haber cargos en su contra; el cuerpo del occiso sigue sin ser reclamado. Juan Francisco Valdés
Hasta el momento la dirección de Servicios Periciales no ha determinado la responsabilidad en el accidente; se mencionó que el transporte venía en circulación por la calle Urdiñola

El conductor de la ruta 4-A, quien atropelló y mató el pasado sábado a un hombre con discapacidad, quedó ayer en libertad al no existir cargos en su contra.

Para ser liberado, la compañía de seguros de la empresa de transporte depositó una fianza superior a los 130 mil pesos.

Sobre el cuerpo de Guadalupe Marcelo L., como se ha identificado al vendedor de dulces atropellado, éste permanece en la morgue del Servicio Médico Forense (Semefo), pues nadie se ha presentado ha presentado a reclamarlo.

Y aunque extraoficialmente se sabe que su nombre es Guadalupe, como no reconocido.

Fuentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) revelaron que no fue posible la localización de un familiar para el trámite de reclamación.

EN INVESTIGACIÓN

Hasta el momento la dirección de Servicios Periciales no ha determinado la responsabilidad en el accidente; se mencionó que el transporte venía en circulación por la calle Urdiñola, mientras que el vendedor ambulantes ofrecía dulces en pleno cruce de periférico.

Tras los hechos, fue detenido el conductor del camión, cuya unidad no habría alcanzado a ver Guadalupe. Aunque también hay versiones que señalan que el hombre se aventó con su silla de ruedas hacia la unidad.