Demandan. Las víctimas solicitan una compensación por el daño. Foto: Juan Francisco Valdés
La agresión ocurrió la madrugada del viernes en el bar ubicado en el bulevar Moctezuma, en el fraccionamiento Valle Real

Los guardias del bar Mason’s acusados de agredir a dos clientes, entre ellos un jugador de futbol americano, fueron dejados en libertad ayer con la medida cautelar de no acercarse a las víctimas, y el próximo miércoles deberán comparecer a una segunda audiencia.

En la primera audiencia en la Sala Uno del Centro de Justicia Penal, al abogado defensor de Domingo Ezequiel de León Segovia, Oscar Emmanuel Rodríguez Arizmendi y Elías Sánchez Bazoria, no pudo acreditar la detención ilegal y la jueza Nubia Aguillón determinó la medida cautelar.

Como se informó, la agresión ocurrió la madrugada del viernes en el bar ubicado en el bulevar Moctezuma, en el fraccionamiento Valle Real.

Según Víctor Hugo Mora Jurado, el abogado de Édgar Figueroa Martínez y Édgar Arenas, fueron más de ocho los guardias que agredieron a sus clientes, pero solo tres fueron detenidos y acusados de lesiones dolosas leves.

Los afectados piden el pago de 70 mil pesos, pues aseguran que durante la agresión les robaron una cadena de oro y un teléfono celular, trascendió que la gerencia del bar les ofrece la cantidad de 25 mil pesos.