FOTO: JESUS PEÑA
Juan Cristóbal Cervantes ve como un alivio a la economía familiar, la suspensión temporal del pago de impuestos

El Partido de la Revolución Coahuilense propuso al Poder Ejecutivo de Coahuila enviar una iniciativa al Congreso del Estado, sobre la suspensión del pago de impuestos a la Federación, al menos en lo que resta de la contingencia por el COVID-19.

Ello con el objetivo de dar un respiro a la economía familiar de los trabajadores, jefes y jefas de hogar, en medio de la crisis generada por las medidas para evitar la propagación y contagio del coronavirus.

“Para que las familias coahuilenses reciben un ingreso más. Yo creo que con eso aportaríamos demasiado a todos los trabajadores coahuilenses para que obtuvieran su recurso íntegro y ese ingreso fuera un apoyo para la economía de todos los hogares”, declaró Juan Cristóbal Cervantes Herrera, presidente del comité municipal de este instituto político.

UN IMPACTO POSITIVO

Comentó además que tal estrategia representa que un trabajador deje de pagar entre 650 y 800 pesos por semana de contribuciones, lo que beneficiaría de manera directa y positiva a su bolsillo sobre todo en el caso de los operarios que están percibiendo el 50 por ciento de su salario.

La propuesta del PRC va encaminada también a que los impuestos que cobró la federación a cada operario u obrero por las utilidades que generaron en 2018, les sean devueltos.

“No puedes estar cobrando doble impuesto, ya les cobraste todo un año y todavía les cobras en utilidades, en aguinaldo, en prima vacacional, dejando en un estado de pobreza a los sectores trabajadores de nuestro estado.

“Yo creo que eso de no pagar los impuestos federales en este momento, beneficiaría en mucho a las familias coahuilenses”, consideró.