Ali Jameneí durante una reunión con Mustafa Al-Kadhimi, Teherán (Irán), el 21 de julio de 2020
El general iraní falleció el pasado 3 de enero en un ataque estadounidense con misiles en Irak

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jameneí, ha asegurado que su país nunca olvidará el "martirio" del general Qassem Soleimani —que falleció el pasado 3 de enero durante un ataque estadounidense con misiles en Irak— y "definitivamente dará un golpe reciproco" a EE.UU., según declaró este martes durante una reunión con el primer ministro iraquí, Mustafa Al-Kadhimi, informa su cuenta oficial de Twitter.

"La República Islámica de Irán nunca olvidará el martirio de Qassem Soleimani y definitivamente dará un golpe recíproco a EE.UU.", aseguró Jameneí. "El crimen de Estados Unidos al asesinar a Soleimani y al [comandante militar iraquí] Abu Mahdi al-Muhandis es un ejemplo de la presencia de EE.UU.", agregó. "Asesinar a un invitado en vuestra casa y confesarlo descaradamente no es un asunto trivial", señaló el líder del país persa sobre las acciones de Washington en Irak.

Asimismo, el líder supremo iraní ha destacado que el país persa nunca ha tenido ni tendrá la intención de entrometerse en los asuntos de Irak, subrayando que vela tanto por su integridad territorial como por su unidad interna. "Irán ciertamente está en contra de cualquier cosa que debilite Irak", comentó.

En este sentido, criticó duramente la postura de Washington respecto a Bagdad, asegurando que el país norteamericano "es el enemigo en el verdadero sentido de la palabra", ya que "se opone a un Gobierno iraquí independiente y fuerte elegido por votación popular".

Jameneí afirmó que a la Casa Blanca no le importa quién ocupa el puesto de primer ministro de Irak. "Irán espera que los amigos iraquíes sepan que la presencia de EE.UU. en cualquier país trae corrupción y destrucción", enfatizó, añadiendo que la presencia estadounidense "causa inseguridad".