Señoras y señores ya llegó el Live Out y con él continúa la temporada de festivales en el país. Para los que desconozcan el tema, en México la temporada de festivales abarca desde septiembre hasta abril, es decir, el otoño–invierno nos trae a los artistas más destacados del mundo, así como el frío forza a las aves a viajar hacia el sur.

Según los especialistas en el tema, el Live Out es considerado el segundo mejor festival musical de país, tratándose de musica pop, indie, rock y electrónica, dejando el primer lugar al festival Corona Capital de la Ciudad de México.

Después de la nostalgia y la emoción que miles de asistentes vivieron con el  Mother of all Festival, la batuta se pasa a Live Out, dedicado a un público más joven y ecléctico. 

Este año encabezan el cartel del festival artistas europeos como Phoenix, The XX e Interpol. Así es, en Europa hay más talento musical que Daft Punk. 

Quedan por debajo de los grupos principales, las bandas de este lado del atlántico (osea los gringos) Paramore y Portugal. The Man.

Los artistas tempraneros, osea esos que tocan durante la tarde, son generalmente de mediano éxito en México o nuevos en el medio. Artistas de calidad como Glass Animals, que por lo que vi en YouTube, nos van a hacer bailar y brincar al son de sus ritmos poco valorados, pero  seguramente después de este fin de semana no los olvidaremos. No hay que perderse a Phoenix, quienes cuentan con una trayectoria de más de 20 años y una calidad espectacular en sus actuaciones y con amplia experiencia en el mercado mexicano. Por otro lado será un placer presenciar a The XX, banda inglesa que debutó en el 2009 y con sus melodias suaves, relajantes, pero muy contagiosas, nos tendrá de pie, además serán el respiro de la noche. Paramore, banda con tintes de girl rock pero altamente comercial, será otra de las sorpresas que nos pondrán a brincar y gritar como niñas de secundaria.  

Este festival se lleva a cabo durante un solo día, lástima para aquellos que nos gustan los de más duración, entiendase el Corona Capital (2 días) y el  Austin City Limits (3 días).

Pero volviendo al tema, la diversión no para con los grupos, food trucks, stands de patrocinadores, carnaval, juegos y todas las facilidades necesarias para pasar un día al aire libre hacen que el boleto valga su costo. 

Los asistentes se sumergirán en un mundo donde sobrarán los coros, los bailes y la buena vibra. Es decir, el festival musical contemporáneo se ha convertido en lo que para generaciones anteriores era la feria del pueblo, un espacio para olvidarte por unas horas de la vida cotidiana.

Twitter @morkechov