Liverpool aprovechó los errores de su rival para llevarse el triunfo. / AP
Luego de que en Liga Premier no ha tenido un buen funcionamiento, el equipo inglés espera salvar la temporada haciendo algo importante en la Liga de Campeones

BUDAPEST.- Mohamed Salah y Sadio Mané capitalizaron sendos errores defensivos para anotar los goles que le dieron a Liverpool la victoria el martes 2-0 ante Leipzig en los octavos de final de la Liga de Campeones.

Los seis veces campeones europeos encontraron algo de respiro en Europa cuando se esfuma su defensa del título de la Liga Premier.

La Champions ha quedado como el único título al alcance de Liverpool tras quedar inesperadamente fuera de carrera en la Premier y ser eliminados de las dos copas domésticas. El equipo de Jürgen Klopp tiene ya en la mira los cuartos de final tras recibir una pequeña ayuda del Leipzig.

Salah abrió el marcador a los 53 minutos tras aprovechar una mala entrega del volante Marcel Sabitzer, cuya intención era ceder al zaguero Lukas Klistermann. Salah enfiló hacia el área y no perdonó al encarar a Peter Gulacsi, ex guardameta de Liverpool.

Apenas cinco minutos después, el defensa del Leipzig, Nordi Mukiele midió mal un pase en profundidad. Mané durmió el balón con el pecho y se embaló para una definición similar frente a Gulacsi.

La ida de la ronda de octavos se disputó en la Arena Puskás de Budapest debido a las restricciones impuestas por el gobierno de Alemania a las llegadas del Reino Unido debido a la pandemia. Además de la ventaja de dos goles, el Liverpool tendrá la ventaja de disputar el duelo de vuelta el 10 de marzo en su casa en Anfield, aunque sin aficionados.