AP
El equipo de Jürgen Klopp se mantiene invicto

El Liverpool sigue a un ritmo imparable y de campeón. Haga o no haga rotaciones, le apriete más o menos el calendario, el conjunto de Jürgen Klopp se acerca cada vez más a la Premier League y la contundente victoria por 0-3 ante el Bournemouth le asegura seguir, como mínimo, con once puntos de ventaja sobre el Manchester City.

En la siempre complicada visita al Vitality Stadium, los 'Reds' con su tridente titular después del descanso ante el Everton, se despachó agusto contra los 'Cherries'.

Apisonando al equipo de Eddie Howe, el Liverpool gozó de numerosas ocasiones para adelantarse en el marcador hasta que Alex Oxlade-Chamberlain dio con la tecla e hizo el primero a los 35 minutos. Lejos de complicarse la vida, Naby Keita, uno de los suplentes de lujo de este equipo, puso el 0-2 justo antes del descanso, dejando todo prácticamente finiquitado para la segunda mitad.

No se relajaron los 'Reds' que, por medio de Mohamed Salah, pusieron el 0-3- siendo el séptimo gol en esta liga para el egipcio, que está muy lejos de los 14 que atesora Jamie Vardy, máximo goleador del campeonato.

El Liverpool sigue como líder de la Premier, en busca de ese primer título en 31 años, y suma 46 puntos, 11 más que el Leicester, que tiene un partido menos y 14 más que el Manchester City, que también tiene que jugar aún.

Por su parte, el Bournemouth se acerca peligrosamente a la parte baja de la tabla y es decimoquinto, con 16 unidades.