Archivo
Entre octubre-noviembre de 2017, al checar su estado de cuenta encontró que faltaba ese dinero y que había 3 cheques que le estaban cobrando y que no había girado

El empresario local, Haroldo Gutiérrez Cárdenas creará un movimiento nacional en defensa de los usuarios de CitiBanamex, tras una mala experiencia con ese banco. A finales de 2017 le retiraron 189 mil 400 pesos de una cuenta y hasta ahora no ha recuperado el dinero.

Entre octubre-noviembre de 2017, al checar su estado de cuenta encontró que faltaba ese dinero y que había 3 cheques que le estaban cobrando y que no había girado; pero también tenía varios cargos de uno o dos centavos que le hizo el banco, por lo que cree que monitoreaban el saldo de su cuenta.

Los 189,400 pesos eran de su negocio de comercialización de franquicias, y en ese momento quedó sin  fondos para el pago de aguinaldos, lo que debió solventar vía préstamo y deteniendo sus planes de comercialización entre enero-febrero de 2018, además de que dejó de participar en un evento internacional de franquicias hasta recapitalizarse.

El banco tardó en dar trámite al reclamo, y al aceptarlo en ventanilla de atención a clientes le dicen que regrese en dos semanas sin emitir documento.

Expuso el caso ante Condusef en Monterrey, y hasta entonces el banco le pidió pasar por sus papeles, que incluía copias de cheques cobrados en el Estado de México.

“Sin estudio caligráfico, CitiBanamex dijo a Condusef que ‘reconocía las firmas como nuestras’, y la institución federal insta a demandar por fuera. Ya van 15 meses de esta situación, más 40 mil pesos en pago de abogados y el banco no responde por el dinero.

El problema se presentó en Saltillo con la sucursal Presidente Cárdenas —en Periférico Luis Echeverría—. El afectado considera que los abogados del banco buscan alargar la situación para y desanimarlo hasta que olvide el caso.

No obstante, Gutiérrez Cárdenas intentará iniciar un movimiento nacional para sumar casos similares de CitiBanamex y pedir a la Secretaría de Hacienda y al Banco de México que les retiren la autorización.

Consideró que su caso “es sólo un grano de arena en la playa que maneja Banamex”. Añadió que pidió a sus empleados comprar servidores, programación de páginas web y lo necesario en infraestructura de sistemas para poner en marcha tal movimiento nacional, y que todos quienes también se hayan visto afectados por Banamex en el país presenten queja y datos, los cuales llevarían ante la Cámara de Diputados y Senadores, así como autoridades financieras.

Recordó movimientos nacionales pasados como El Barzón, que logró que se dejara de cobrar intereses sobre intereses. Ahora el movimiento será contra ese banco.

“La idea es desmotivar a quienes piensan invertir en Banamex, debido a toda la gente defraudada y presionar a las autoridades contra ese tipo de situaciones”, indicó.

También señaló que trabajarán en redes sociales para sumar fuerzas de cuentahabientes de cualquier nivel de ingreso. Espera juntar a 3 mil ó 4 mil personas por Estado.

A la Condusef la considera “un muñeco de aparador que sólo sirve para evitarles demandas directas a los bancos. “No soluciona nada aduciendo que son una entidad de conciliación. No resuelve nada”, concluyó.