Foto: Tomada de Internet
Renato Sales dijo que el ex mando de la policía de Iguala fue uno de los que coordinó el operativo contra los normalistas de Ayotzinapa

Felipe Flores Velázquez, ex secretario de seguridad pública de Iguala, fue detenido este viernes a las 6:30 am al salir del domicilio de su pareja sentimental, en este mismo municipio de Guerrero, confirmó Renato Sales, titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

Sales Heredia, detalló que en el operativo de seguimiento al ex mando policíaco, prófugo desde 2014 a raíz del ataque y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, participaron elementos de fuerzas federales, quienes lograron capturarlo sin la necesidad de ningún disparo.

Señaló que enfrenta cargos de delincuencia organizada, secuestro e encubrimiento de los policías municipales involucrados en este caso y abundó que ya fue puesto a disposición de un juez federal para determinar su situación jurídica. Flores Velázquez es ligado directamente al Cártel Guerreros Unidos, grupo delictivo que presuntamente asesinó y calcinó a los 43 jóvenes.

Sobre esta detención, el vocero de los padres de los estudiantes señaló que esta era “la pieza que faltaba” para esclarecer lo que verdaderamente ocurrió a los normalistas la noche del 26 de septiembre.

Flores, su importancia en la desaparición del 26 de septiembre

De acuerdo con las investigaciones, Felipe Flores, recibió órdenes del entonces presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca para perseguir y atacar a los estudiantes normalistas.

De acuerdo al registro de llamadas al que tuvo acceso el Grupo de Especialistas que coadyuvaron en las pesquisas, a las 23:03 horas entablaron comunicación José Luis Abarca y su mando policíaco, Felipe Flores.

A partir de esa hora hasta las 02:42 del día 27 de septiembre, se realizaron 12 llamadas telefónicas entre sí .

Renato Sales dijo que Flores Velázquez fue uno de los que coordinó el operativo que derivó en la agresión de los estudiantes.

Además, el ex secretario de Seguridad Pública de Iguala se comunicó con dos números desconocidos alrededor de las 21:30 horas del 26 de septiembre.

Primero marcó a un número ubicado en Acapulco y posteriormente mandó un mensaje de texto.

Posteriormente recibe una llamada de 34 segundos. De acuerdo con los registros, el celular de Flores se encontraba cerca del palacio municipal y su interlocutor se ubicaba cerca de la antena que está frente al Palacio de Justicia.
Luego de los hechos del 26 de Septiembre, Felipe Flores rindió su declaración sobre los hechos en la que afirmó que los estudiantes realizaron disparos esa noche y que fueron contenidos para evitar que irrumpieran en el informe de la entonces titular del DIF, María de los Ángeles Pineda, esposa de José Luis Abarca, ambos presuntos miembros de Guerreros Unidos, quienes ya están presos por el delito de delincuencia organizada.

Las indagatorias arrojaron que el citado informe de María de los Ángeles Pineda concluyó mucho antes de la llegada a Iguala por parte de los normalistas, razón por la que su declaración incurrió en severas contradicciones.
Al cabo d eunos días, Felipe Flores se evadió de cualquier autoridad y no fue sino hasta este 21 de octubre que se logró su detención.