Foto: Archivo

Ayer llegó a un final poco convencional por ser en sábado por la noche la telenovela corta “Corazón que miente”, refrito de la productora Mapat del clásico de 1999 “Laberintos de pasión” para Televisa.

La responsable de éxitos que van de “Piel de otoño”, del 2005, a la más reciente “La sombra del pasado”, del 2014, pudo actualizar de manera muy respetable la segunda versión de una de las últimas grandes telenovelas del productor Ernesto Alonso valiéndose de un atractivo triángulo amoroso (Pablo Lyle, Thelma Madrigal y Diego de Olivera) combinado con primeros actores (Alejandro Tomassi, Helena Rojo) y algunas nuevas adquisiciones como la actriz Lourdes Reyes, quien recientemente brillló como víctima y villana en producciones de Argos para la hoy extinta Cadena Tres como “Infames” y “Las trampas del deseo”, de manera respectiva, hasta más recientemente la teleserie de HBO “Dios Inc.”, entre otros más.

El mayor reclamo que podemos hacerle a Televisa con respecto al final en sábado de “Corazón que miente” es que se haya programado al vapor y con una total falta de respecto para sus asiduos seguidores sólo porque se empalmó con una final de futbol dominicial que no habían contemplado. Y luego cómo no quieren que se les vayan llendo sus televidentes más fieles con esas ayudas.

En ese contexto mañana llega en sustitución de “Corazón que miente” otro refrito en su caso de un clásico venezolano de 1992 titulado “Las dos Dianas” pero que en México será conocida como “Las Amazonas”, misma que además de contar con una pareja protagónica tradicional en melodramas de su productor Salvador Mejía como lo son Victoria Ruffo y el galán cubano César Évora (basta recordar desde “Abrázame muy fuerte” hasta “La madrastra”, entre otras) combinada con una pareja protagónica conformada por la actriz colombiana Danna García y la más reciente adquisición foránea a Televisa como lo es el galán de origen chileno Andrés Palacios, recordado por éxitos en TV Azteca como “Amor en custodia” o en la mencionada Cadena Tres como la producción “Fortuna”, entre otras.

“Las Amazonas” también está dando la bienvenida a Televisa a una actriz como Liz Gallardo, quien es recordada por seriales como “Las Aparicio”, producción de Argos también para Cadena Tres, hasta la más reciente “Bajo el mismo cielo”, de Telemundo, entre otros, y será la prueba de fuego para el productor Salvador Mejía tras los fracasos continuos de melodramas que por los que hizo revolcarse en su tumba a la gran escritora cubana Caridad Bravo Adams por los engendros que hizo de la versión 2009 de  “Corazón salvaje” o en lo que se convirtió “La mentira” en el 2015 bajo el título de “Lo imperdonable”, entre otras. Con la promesa de que tendrá una técnica más cinematográfica al adaptarse más al formato de una serie con duración de tres meses, hay que darle el beneficio de la duda.

Comentarios a: sopeoperas@yahoo.com