Ante algunos miles de afortunados fanáticos, que regresan a las tribunas de los estadios de Grandes Ligas tras un año de ausencia, figuras como Tatis, Soto y Lindor se presentan con sus equipos en el arranque de la campaña regular

FLORIDA.- Que bueno verte otra vez, Buster Posey. Tanto tiempo, Tony La Russa. Buena suerte, Madison Bumgarner y el resto de lanzadores de la Liga Nacional que cargarán un bate.

Del Comerica Park en Detroit al Coliseo de Oakland, el beisbol de las Grandes Ligas hará rodar la alfombra para una calurosa bienvenida.

Los fanáticos serán los principales protagonistas de la jornada inaugural de la temporada.

Cuando Gerrit Cole haga el primer lanzamiento de la temporada —si el clima lo permite— casi 11 mil personas estarán en los gradas del Yankee Stadium. Repartidos en butacas asignadas con distanciamiento social y con mascarillas, dentro de un estadio que continuará siendo sitio de una masiva campaña de vacunación.

Lejos de lo normal. Pero después de un año en el que no se permitió la presencia de aficionados en ningún juego de la temporada regular debido a los protocolos por el COVID-19, el tradicional “Take Me Out to the Ball Game” no tendrá un eco extraño en estadios vacíos durante la pausa del séptimo inning.

“Así es como debe ser”, dijo Bumgarner, listo para abrir por los Diamondbacks de Arizona frente a Fernando Tatis Jr., Manny Machado y los Padres de San Diego.

“Es nuestro trabajo. Este es un negocio que sirve para entretener. Nos toca salir a jugar y competir. La gente tienen un equipo al cual alientan y ellos gozan viéndonos jugar”, resumió el zurdo.

La cantidad de público en los estadios variará.

En el Fenway Park, donde los Medias Rojas de Boston recibirán a Baltimore, el máximo de capacidad será de 12 por ciento. En el Globe Life Field en Texas, donde los Rangers se estrenarán el lunes, se ha permitido todo el aforo.

Los Rangers no pudieron recibir a fanáticos en su palacio de mil 200 millones de dólares que inauguraron el año pasado durante una temporada abreviada a 60 juegos por la pandemia. Pero 11 mil espectadores pudieron ingresar al estadio en Arlington cuando los Dodgers de Los Ángeles vencieron a Tampa Bay en la primera Serie Mundial en territorio neutral.

Apuntalados por el fichaje de Trevor Bauer, reinante Cy Young de la Liga Nacional, los Dodgers se estrenan en Colorado. Kershaw tendrá la apertura en el primer juego contra los Rockies, con Bauer a cargo del segundo.

“Estoy excitado. Especialmente de poder lanzar frente a los aficionados de Los Ángeles para mi primera apertura en casa”, dijo Bauer.

Cuántos podrán sentarse en el día inaugural dependerá del clima.

Hay pronóstico de lluvia en Boston, Nueva York y Filadelfia. También en Washington, donde el Nationals Park tendrá un sensacional duelo de pitcheo: Jacob deGrom —el dos veces Cy Young— abre por los Mets ante Juan Soto en el plato y Max Scherzer —ganador del Cy Young en tres ocasiones— en la lomita.

El clima será más frío en el Wrigley Field cuando los Cachorros de Chicago recibirán a Pittsburgh. También estará así en Cincinnati, donde Nolan Arenado hará su debut con los Cardenales de San Luis.

Jack Flaherty lanzará por los Cardenales. Dos de sus compañeros de rotación de su escuela de secundaria en el sur de California hace una década abrirán en el día inaugural. Max Fried lo hará por los Bravos en Filadelfia y Lucas Giolito por los Medias Blancas de Chicago contra Mike Trout y Shohei Ohtani en la case de los Angelinos en Anaheim.

Arenado y Bauer forman parte del contingente de estrellas que cambió de club durante el invierno. Los Padres adquirieron a Blake Snell y Yu Darvish vía canjes, el mismo método con el que los Mets obtuvieron a Francisco Lindor. Toronto fichó al agente libre George Springer. Los Yanquis confían que sus apuestas de bajo riesgo por Corey Kluber y Jameson Taillon rindan altos dividendos.

Algunos equipos se beneficiarán por recuperar a jugadores que optaron por saltarse la pasada temporada al temer competir en medio de una pandemia. Fue el caso de Posey con los Gigantes, Ryan Zimmerman de los Nats, David Price de los Dodgers y Marcus Stroman de los Mets

“Después de ver los juegos por TV el año pasado y sólo imágenes de aficionados en cartones, pues es realmente bonito tener a gente de carne y hueso presente”, dijo Posey durante la pretemporada. 

LAS REGLAS

Se repiten algunos de los experimentos que fueron estrenados la pasada temporada: las doble carteleras de 7 innings y el corredor automático en segunda base al iniciar un juego en episodios extra.

El formato de los playoffs vuelve a los 10 equipos tras haber sido expandido a 16. Y se acabó el bateador designado en la Liga Nacional, por lo que sus pitchers volverán a sacudir maderos tras un año sin hacerlo. El designado podría ser permanente en el Viejo Circuito a partir de la próxima temporada. Mientras tantos, esos lanzadores podrían recibir auxilio con pelotas con menos tensión con el fin que no vuele tan lejos.

LOS DEBUTS

Altamente calificada, Kim Ng finalmente recibe su oportunidad y abre la campaña con los Marlins de Miami como la primera mujer gerente de un club.

“Fracasar no es una opción para mí”, dijo la ejecutiva de 52 años.

Fuera de Canadá por el virus, los Azulejos de Toronto disputarán su primer partido en “casa” el 8 de abril en Dunedin, Florida, su complejo de entrenamientos primaverales, permitiéndose apenas mil 275 fanáticos en un estadio con capacidad para 8 mil 500.

LOS QUE NO ESTÁN

El toletero Eloy Jiménez (Medias Blancas) y Luke Voit (Yanquis), líder jonronero en 2020, se lesionaron durante la pretemporada. Los ases Justin Verlander, Chris Sale, Noah Syndergaard y Mike Clevinger se recuperan de cirugías. Robinson Canó purga una suspensión de una campaña completa por dopaje y Masahiro Tanaka regresó a su natal Japón para lanzar. Nick Markakis, Alex Gordon, Gio Gonzalez, Daniel Murphy y Dustin Pedroia se retiraron, mientras que Ryan Braun se inclina en esa sentido.

Los jugadores que van por metas históricas

• MIGUEL CABRERA – DETROIT
500 CUADRANGULARES y 3 MIL HITS

Cabrera es uno de los mejores jugadores venezolanos en la historia de la MLB. Su impecable carrera y los impresionantes números que hasta el momento ha logrado lo colocan en camino al Salón de la Fama de Cooperstown.
En 2021, el inicialista y bateador designado de Detroit Tigers buscará dos metas profesionales que lo colocarían todavía más cerca de la inmortalidad, cuando salga al terreno a buscar 13 cuadrangulares para alcanzar los 500 y 134 hits para llegar a la marca de los 3 mil. En ambos casos, se convertiría en el primer pelotero venezolano en alcanzar las cifras.

• AROLDIS CHAPMAN – 
YANQUIS
300 SALVAMENTOS

Chapman llega a 2021 con la misión de convertirse en el cerrador número 31 en la historia de las Grandes Ligas en alcanzar los 300 salvamentos y en el proceso, ubicarse como el primer nativo cubano que logra dicha cifra.
Iniciará la temporada a 24 partidos salvados de la marca de 300, cantidad que ha superado en 7 de sus 11 años en las Grandes Ligas.
cabrera
• MAX SCHERZER – 
WASHINGTON
3 MIL PONCHES

“Mad Max” es otro de los jugadores cuya carrera se ha convertido en un camino prácticamente seguro hacia Cooperstown, pero buscará colocar su nombre en un selecto grupo de lanzadores de Grandes Ligas. A tan solo 216 ponches de los 3 mil, Scherzer tratará de convertirse en el vigésimo serpentinero que llega a dicha cifra.
Previo a la temporada recortada de 2020, Scherzer llevaba ocho temporadas consecutivas con al menos 200 ponches, por lo que las posibilidades de superar la cifra son positivas de cara al 2021.

• JON LESTER – WASHINGTON
200 VICTORIAS

Alcanzar la cifra de 200 victorias no es una hazaña negativa para nadie, ya que señala que los lanzadores han podido mantener en juego a sus escuadras. Jon Lester tratará de lograr los 200 partidos ganados durante el 2021, ubicándose a 7 de dicho número. Si algo sabe Lester es obtener victorias, ganando al menos 7 encuentros en 13 de sus 15 temporadas.

• ALBERT PUJOLS – 
ANGELINOS
NOVENO LUGAR 
HISTÓRICO EN HITS

La carrera de Pujols será recordada como una de las más completas en la historia de las Grandes Ligas. Su camino a Cooperstown está asegurado gracias a sus múltiples estadísticas, anillos de Serie Mundial, premios individuales y su comportamiento dentro y fuera del terreno de juego, siendo “The Machine” uno de los peloteros más admirados de las Grandes Ligas.
Pujols quiere convertirse en el cuarto jugador en la historia que alcanza la barrera de los 700 cuadrangulares, pero dado su desempeño y el tiempo de juego que verá en 2021, esa es una marca que tendría muchos inconvenientes para lograr esta temporada. Sin embargo, una meta al alcance de Pujols es el noveno lugar histórico (ocupa el decimoquinto) en hits dentro de MLB, para el cual solo le faltan 84 imparables.