A la reunión acudieron representantes y los propios alcaldes de los 38 municipios de Coahuila

Autoridades de los tres niveles de Gobierno, llevaron a cabo la XXV Sesión Ordinaria del Consejo Estatal de Seguridad, donde se abordaron las principales problemáticas que tiene el Estado en la materia, y se analizaron las vías más factibles para coordinarse con el plan del Sistema Nacional de Seguridad.

A la reunión acudieron representantes y los propios alcaldes de los 38 municipios de Coahuila, y fue encabezada por el Gobernador, Miguel Riquelme, el Secretario de Seguridad, José Luis Pliego Corona, Miguel Mery, presidente del Tribunal de Justicia del Estado, y el Fiscal General del Estado, Gerardo Márquez Guevara.

En su mensaje de bienvenida, el Gobernador Miguel Riquelme destacó los sucesos de Villa Unión y los del Colegio Cervantes, como dos de los casos que han dejado un mayor aprendizaje en la materia de seguridad.

“El tema de Villa Unión no escapó de ninguno de nosotros”, expresó asegurando que hasta hoy en día, bandas criminales hacen su intento por ingresar al Estado.

“Debemos analizar la estrategia que hoy tiene nuestra entidad. Que podamos invertir más para poder tener nosotros un cuerpo de policías adecuado capaz de coordinarse con otras fuerzas y repeler una agresión como la de Villa Unión".

De acuerdo con las palabras del Gobernador, concluyendo dicha reunión, las autoridades del Gobierno del Estado se trasladaron al municipio de Torreón para sostener una reunión con todas las instituciones referentes a la educación para evaluar la implementación de políticas públicas que prevengan situaciones como la del Colegio Cervantes.

“Hoy se nos obliga a redoblar esfuerzos, a tener a  los padres de familia a estar más atentos”, expresó.

Asimismo, mencionó que la polémica del ‘Operativo Mochila’, del que mencionó que no es una solución en su totalidad, pues entre los planes también se planea sostener y dirigir un mensaje a los padres de familia para evitar este tipo de tragedias.

“En este tema, ya lo vieron: hay muchas aristas. Hay quien quiere ver qué pasó con el niño, qué pasó con los padres, de dónde salieron las armas. Hay quién quiere ver que se estaba haciendo desde el Gobierno, desde el municipio y desde la escuela. Pero todos debemos estar en un mismo canal”, expresó.