Con el Santo Madero de fondo, la actividad tuvo tintes especiales.
Los organizadores de este evento encontraron en el Pueblo Mágico un lugar ideal para realizar un torneo y promover el tochito bandera

Tochito y turismo mágico, esa fue la combinación perfecta para hacer de la primera edición Grape Bowl todo un éxito, evento que coronó a sus primeros campeones y cautivó a niños, niñas y jóvenes de Parras de la Fuente, quienes mostraron interés por el Flag Football.

La cancha del Deportivo Santo Madero —con el Valle de Parras de fondo— fue el escenario de este evento que reunió a 52 equipos de Saltillo, Torreón, Monclova y Ciudad Acuña.

Más de 500 atletas, además de cientos de familiares y amigos que los acompañaron, le dieron vida a este Tazón, el cual tuvo actividad durante el fin de semana con más de 100 partidos, sembrando una semilla deportiva entre los locales.

El Deportivo Santo Madero fue el escenario de las competencias

“Detectamos que el tochito no tenía presencia en Parras y eso nos motivó a traer este torneo a modo de exhibición para que la gente lo viera y lo conociera. Fue muy impresionante ver a la gente acercarse, comenzar a involucrarse y fue muy gratificante ver que después de varios partidos ya había niños locales jugando, consiguieron un balón de futbol americano, improvisaron banderas con listones y ya lo estaban practicando”, dijo María José Perales, organizadora del evento junto a Anaís Perales y Eduardo Medina.

“Fue una sensación muy bonita, me llenó de gusto porque sembramos la semillita y rápidamente hubo interés desde los más chiquitos hasta los más grandes”, agregó.

El equipo All Blacks regresó del Deportivo Santo Madero con un trofeo de campeón y otro más de subcampeón.

Los partidos fueron emocionantes, cada equipo tuvo al menos 3 encuentros y los mejores pelearon las siguientes faes hasta llegar a la corona, pasando desde el repechaje, los octavos de final, hasta la gran final por categoría.

“Queremos hacerlo cada año, si se puede hacer dos ediciones por año lo hacemos, pero la intención también es comenzar con clínicas y un curso de verano de tochito para la gente de Parras. Ya vimos a los niños interesados y lo importante es darle seguimiento a este deporte, que es muy sano para todos”, agregó María José.

“Lo disfrutamos mucho y estamos agradecidos con todo el apoyo que nos brindaron. Además fue gratificante ver al Pueblo Mágico con hoteles llenos y mucha actividad turística y económica a raiz de este torneo”, sentenció.

Contentos por su actuación, además de disfrutar del primer Pueblo Mágico del Norte de México, los participantes prometieron regresar para las siguientes ediciones.

La premiación cerró un fin de semana de mucho deporte y sana convivencia.

Al final de las competencias se realizó la premiación para los mejores equipos y jugadores del torneo, quienes se llevaron reconocimientos, así como dulces y vinos típicos de la región.

Las autoridades deportivas municipales y estatales estuvieron presentes a lo largo del evento y no faltaron al cierre de este exitoso evento que promete volver.