Acción. El afectado no quiso ser atendido por los socorristas. Foto: ULISES MARTÍNEZ
26 años tiene César Rodríguez Peña, el joven lesionado

Saltillo.- Aún en estado de ebriedad, César Rodríguez Peña, de 26 años, quien había recibido un botellazo en la cabeza, no quiso ser atendiendo por los paramédicos de la Cruz Roja, ni mucho menos ser llevado a las instalaciones de un hospital. 

Alrededor de las 09:15 horas de ayer, personal de la Cruz Roja acudió a Cuatrociénegas sin número en la colonia Evaristo Pérez Arreola, donde se reportaba una persona lesionadas por un arma punzocortante. 

En primera instancia, el agredido se dejó ver por los socorristas, sin embargo, algo cambió en su comportamiento y decidió meterse a su casa; mientras que su familia le decía que se atendiera, César no aceptaba. 

Después de varios minutos de insistir, César no quiso ser atendido por los socorristas de la Cruz Roja, quienes decidieron retirarse. 

Al lugar también arribaron oficiales municipales, a quienes César les explicó que su lesión había sido producto de un pleito de borrachos, que estaba bien de salud.