Foto: Especial
El cuerpo fue directo al Hospital Universitario, para realizarle autopsia de ley

A los 47 años de edad, Rafael Rodríguez Flores murió en el patio de su casa, de un infarto fulminante al miocardio.

A la familia le pareció extraña su forma de morir, porque aseguran que no padecía de enfermedades.

La muerte sobrevino la noche del viernes pasado, en el 2918 de la calle de Tatelpa, esquina con avenida de Chalco, en la colonia Santa Luz de Analco.

Paulo Aarón Rodríguez Carmona, quien encontró el cuerpo, informó a las autoridades que a su primo lo encontró tendido en el suelo.

A pesar de que le habló en repetidas ocasiones no le respondió, por lo que solicito la intervención de las autoridades.

Mientras llegaba el equipo de emergencia, Paulo trató de reanimar a su primo pero ya presentaba rigidez.

Al llegar los paramédicos de bomberos, solo confirmaron su fallecimiento y se ordenó el levantamiento por parte de elementos de la Agencia de Investigación Criminal, (AIC).

El cuerpo fue directo al Hospital Universitario, para realizarle autopsia de ley.