INTERNET
En México, el cáncer de seno es una de las principales causas de muerte en mujeres a partir de los 25 años, en promedio muere una mujer cada dos horas a causa de este mal.

Octubre es el mes Internacional del Cáncer de Mama. Éste tipo de cáncer es uno de los más temidos por las mujeres, además de ser una de las principales causas de muerte en el mundo. Lamentablemente en algunos casos la enfermedad es irreversible; pero en otros, aún se está a tiempo de poder prevenir el cáncer.

Te presentamos algunos datos que no conocías sobre el cáncer de seno.

 

1
El ejercicio reduce riesgos
Se ha comprobado que quienes realizan alguna actividad física de forma regular, corren menos riesgos de desarrollar cáncer de mama. Hacer ejercicio puede recudir el riesgo hasta un 55 por ciento de morir por causa de esta enfermedad.
2
Tomar café previene el desarrollo del cáncer
Una investigación realizada por una universidad en Suecia, encontró que el beber de dos a tres tazas de café diarias, podría reducir el riesgo de que el cáncer de seno se desarrolle.
3
Dieta saludable
Llevar una alimentación sana, es una de las mejores aliadas en la prevención del cáncer de mama. El mantener un peso adecuado a lo largo de la vida, es un factor importante para disminuir cualquier riesgo, ya que entre más peso, es más probable la acumulación de tejido adiposo y la probabilidad de desarrollar cáncer es mayor.
4
El dolor no es un síntoma
El dolor de senos no es un síntoma frecuente en este tipo de cáncer. Si se ha experimentado algún tipo de molestia en esta zona, probablemnte se deba a cambios hormonales o algún tipo de tensión muscular. Los síntomas más comunes del cáncer de mama son: bulto tangible, cambio en el tamaño de las mamas, secreciones en los pezones.
5
Densidad mamaria
Las mujeres que tienen tejido mamario denso tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de seno.
6
Trabajar por la noche aumenta las probabilidades
Las personas que trabajan en turnos de noche por varios años, tienen mayor probabilidad de padecer cáncer. Conjeturan algunos estudios, que la luz brillante por la noche disminuye el suministro de melatonina en el organismo y aumenta los niveles de estrógeno, lo que incrementa el riesgo tener cáncer.

Con información de: Salud180