Foto: Especial
Por casi un mes, un hombre de Puerto Vallarta sufrió los celos, malos tratos y agresiones físicas de una violenta mujer de Palaú. No quiso denunciarla, prefirió retirarse cuanto antes e irse a su tierra natal

MELCHOR MÚZQUIZ, COAH.- Un hombre de aproximadamente 27 años de edad, originario de Puerto Vallarta vivió una historia de golpes, secuestro y horror, luego de conocer a una chica de 20 años de edad por Facebook, quien lo mantuvo cautivo por poco más de un mes en su vivienda y lo sometía a violentas golpizas.

Todo comenzó hace más de un mes cuando la víctima quien se identificó como Francisco Arechiga empezó a chatear varias veces con la agresora y establearon una relación virtual.

Destacó a LA VOZ que acordaron una cita, decidieron verse en persona, pero todo terminó de la peor manera, la joven mujer, vecina del tiro Tres del Mineral de Palaú, resultó ser una persona violenta, lo golpeaba constantemente, lo celaba, hasta casi quererlo matar con un cuchillo, esto último ocurrió hace un par de días.

Esto orilló a la víctima abandonar la vivienda, dejando todas sus pertenencias en el hogar de la agresora, de donde salió descalzo y sin dinero, pidiendo auxilio.

Debido a que no conoce la región deambuló por las calles del Mineral de Palaú hasta llegar a la carretera Múzquiz-Palaú dirigiéndose hacia esta ciudad, logrando contactar a una amiga quien le facilitó un poco de ropa y unos tenis que no eran de su medida, además de darle algo de dinero.

Esta situación lo obligó a pedir refugio en el departamento de bomberos donde permanece hasta hoy; recalcó que la joven mujer agresora vive en una de las calles del tiro Tres rumbo a la Planta Lavadora hasta donde él viajó para quedarse con ella, desde hace poco más de un mes.

Foto: Especial

Al poco tiempo, el hombre advirtió comportamientos que desconocía, y que incuso la mujer se medicaba. De acuerdo con su explicación, eran pastillas para dormir.

La violencia comenzó a ser más notoria y la mujer empezó a mostrarse agresiva, le gritaba y lo agredía físicamente. En una ocasión y para calmar los ánimos, acordaron salir y fueron a visitar a unos amigos de ella.

Cuando regresaron, le recriminó que había tenido conversación ‘‘demasiado larga’’ con sus amigos y lo golpeó brutalmente encerrándolo en la casa por un día.

Tras el encierro, el hombre aprovechó que la agresora salió y, con un celular que llevaba en su pantalón llamó a su familia en Puerto Vallarta y les contó lo que estaba pasando.

Foto: Especial

Ellos le advirtieron que se saliera del lugar y que buscara un refugio en tanto le mandarían dinero para que se regresara a su tierra natal y poder dejar en el olvido este desenlace de una historia de amor y terror por Facebook.

Cabe mencionar que el afectado no quiso denunciar a su agresora, prefirió retirarse cuanto antes e irse a su tierra natal.

Fuente: LA VOZ