La novedad nos persigue, lo nuevo va veloz tras la humanidad, se nos echa encima y tenemos que incorporarlo urgentemente a lo cotidiano de buen modo para pensar, vivir y actuar con ello.

Dejar atrás las ruinas de lo viejo es una empresa difícil, pero hay que seguir viviendo reinventando las instituciones. Ahora es mejor aprender a vivir con internet que exponerte al contagio y a la muerte.

La escuela por televisión o por internet resulta difícil. Aprender en casa es una disciplina novedosa que involucra a las madres de la familia y muchas de ellas se van a laborar en las empresas e igual los padres así que los infantes y adolescentes se quedan solos, duermen sin horario, comen lo que encuentran, juegan sin control.

Es cierto que en los estudios en línea el docente pierde mucho del dominio y autoridad sobre el alumnado, además la retroalimentación entre maestro-alumno se desvanece y el intercambio entre alumnos –que también es un valor– se debilita o desaparece, igualmente puede dar lugar a la falta de disciplina y a la irresponsabilidad.

Además, pasar horas en exceso frente a una pantalla, se considera nocivo para la salud, perjudica los ojos, sostienen los expertos y también puede provocar estrés e insomnio.

Los estudios en línea tienen ventajas para los estudiantes de educación media superior y superior, una es el ahorro de tiempo porque puedes estudiar en donde quieras, evitas la incomodidad y tiempo invertido en los traslados, aunque no es lo más importante; la promoción de la autodisciplina es un valor útil para toda la vida, cultivar diariamente el “yo puedo”, el autocontrol y el autodidactismo se vuelven parte de la responsabilidad personal y del carácter.

Se estima que los cursos en línea pueden tener un menor costo económico para los estudiantes ya que se ofrecen clases gratuitas o promociones a los inscritos, además los pagos por matrículas y mensualidades suelen ser más baratos, esto no aplicó en la UAdeC ya que ahí los cursos serán en línea, mediante una plataforma defectuosa que frecuentemente falla, sucedió en el examen de admisión y ocurre en los cursos de las escuelas y facultades.

Otra cualidad que pueden tener los cursos en línea es que los docentes suelen tener una alta calidad académica. Si se ha cultivado la autodisciplina los estudios en línea te permitirán combinar el trabajo con el estudio.

Las empresas suelen valorar altamente la combinación de trabajo y estudios ya que muestran la capacidad de auto promoción personal del trabajador, responsabilidad y aspiraciones de progreso.

Algunos problemas que suele presentar la educación a distancia en todos los niveles son las fallas de internet que son frecuentes, sobre todo en México. Recientemente en el banco que es propietario de infinitum se les cayó el sistema por más de 10 horas y aquello fue un caos para los clientes, eso es digno de tenerse en cuenta para los estudiantes en línea ya que dependen en 100 por ciento de internet.

Los problemas de la educación a distancia para los jóvenes no son tan importantes, en cambio para los alumnos de primaria de las escuelas públicas, que la mayoría no tienen computadoras ni educación digital, ahora significa un problema que deben resolver los padres pues las clases serán por televisión o radio con el programa Aprende en Casa.

También suele pasar que los docentes estén saturados en las revisiones y que se tarden días en contestar lo cual puede suceder en un examen y será motivo de incertidumbre para el estudiante, pero hay universidades cuyo personal está muy atento a la resolución de esos problemas.

En conclusión, el internet es óptimo para los estudiantes de bachillerato y nivel superior, pero en educación básica de las escuelas públicas es imprescindible la presencia de al menos uno de los padres, salvo raras excepciones.