Foto: Especial
Irma Galindo está viva y a salvo. La Red Nacional de Defensoras de los Derechos Humanos se lo informó a su hermana Otilia, aunque decidieron no hacer público su paradero, al estar bajo resguardo de la organización

Juchitán, Oax.- Irma Galindo está viva y a salvo. La Red Nacional de Defensoras de los Derechos Humanos se lo informó a su hermana Otilia, aunque decidieron no hacer público su paradero, al estar bajo resguardo de la organización.

“Pude hablar con mi hermana”, dijo Otilia.

“Me dijo que está bien y a salvo. Fue muy corta la llamada”, comentó.

“Como no vivo en el estado, no sé bien cómo sucedieron los hechos, hasta que me enteré que incendiaron su casa y que ella desapareció el 10 de noviembre, por la noche”, explicó Otilia.

La familia tomó la decisión de no hacer pública su desaparición, por temor a que algo le pudiera pasar, y comenzó a preguntar a los conocidos si la habían visto, mencionó.

“En esos momentos los mensajes de familiares y amigos en persona, por teléfono o por redes sociales, fueron reconfortantes y nos hicieron sentir que no estábamos solos. Caso contrario fue el de las autoridades, que nunca aparecieron, nunca se pusieron en contacto ni investigaron la desaparición de Irma”, recordó.

 

Alrededor de las 19:00 horas de este miércoles, Otilia recibió una llamada donde la coordinadora de la Red de Defensoras de los Derechos Humanos, Gloria Flores, le confirmó que su hermana se encontraba bien; que ellos la iban a resguardar, por lo que por el momento no darían a conocer su paradero, a fin de garantizar su seguridad.

“Gloria me comunicó con Irma y pude hablar con ella. Me dijo que estaba bien y a salvo. Fue todo. Fue muy rápido”, narró la hermana de Irma

Ahora Otilia pide a las autoridades se indague la tala inmoderada que se hace en Oaxaca y en especial la problemática que pueda haber en Atatlahucan, que debe ser algo grande, tomando en consideración que incendiaron varias casas.

“En ningún momento las autoridades aparecieron cuando mi hermana estaba desaparecida, por lo que ahora es justo que investiguen y expliquen lo que está sucediendo en el estado", dijo.

Irma Galindo Barrios, de 36 años, desapareció hace una semana en una comunidad del municipio de San Esteban Atatlahuca, en la región mixteca de Oaxaca.

Por medio de redes sociales, familiares y amigos subieron la fotografía de la activista, promotora cultural y de la medicina tradicional, a quien vieron por última vez el 10 de noviembre en el pueblo de Ndoyocoyo, de donde se dirigió a su vivienda en Buena Vista Totoy.