Archivo
Ya se termina 2017 y de pesimista que soy, no me interesa analizar los éxitos del año porque preferiría ver las películas que fueron un fracaso total de taquilla.

Ya se termina 2017 y de pesimista que soy, no me interesa analizar los éxitos del año porque preferiría ver cuáles películas fueron un fracaso total de taquilla.
Por cierto, esta lista no es del todo rigurosa porque el presupuesto de producción no incluye el de promoción, que se encarece rápido. Por lo tanto, estas películas y sus pérdidas multimillonarias se basan exclusivamente en el presupuesto de producción y la recaudación total. O sea, se puede decir que perdieron incluso más dinero del que cuento aquí.

Estos son los diez peores fracasos de taquilla de 2017, según datos de Box Office Mojo.

“La cura siniestra”

  • Presupuesto de producción: US$40 millones
  • Recaudación en EE.UU.: US$8,1 millones
  • Recaudación mundial: US$26,5 millones
  • Pérdidas: US$13,5 millones

Pocos oyeron hablar de “La cura siniestra”, de Gore Verbinski, el director de “Piratas del Caribe”, y eso se refleja en las cifras. La película no fue bien recibida por la crítica ni por el público, con un porcentaje de solo 42% en Rotten Tomatoes, y perdió más de US$13 millones en la taquilla.

Héroes en el infierno

  • Presupuesto de producción: US$38 millones
  • Recaudación en EE.UU.: US$18 millones
  • Recaudación mundial: US$23 millones
  • Pérdidas: US$15 millones

Esta me parte el corazón. Realmente tenía la esperanza de que no entrara a la lista pero infortunadamente henos aquí.

“Héroes en el infierno” es una película fantástica de la cual escribí una reseña muy elogiosa y la mayoría de los críticos estuvieron de acuerdo, ya que se ganó una puntuación de 88% en Rotten Tomatoes. Al público le gustó todavía más: le dio una puntuación de 93%. Pero no muchos fueron a ver esta película fantástica, en gran parte porque estuvo mal promocionada, y la verdadera historia de los Hot Shots de Granite Mountain dio una pérdida de US$15 millones.

“Tulip Fever”

  • Presupuesto de producción: US$25 millones
  • Recaudación en EE.UU.: US$2,4 millones
  • Recaudación mundial: US$8,3 millones
  • Pérdidas: US$16,7 millones

No hay mucho para decir de esta. “Tulip Fever”, una película de época, contó con un elenco que incluía a dos ganadores del Oscar, Christoph Waltz y Alicia Vikander, pero fue un bodrio al que le dieron una calificación de solo 9% en Rotten Tomatoes. Dejó una pérdida de casi US$17 millones.

“Persecución al límite”

  • Presupuesto de producción: US$21,5 millones
  • Recaudación en EE.UU.: US$2,2 millones
  • Recaudación mundial: US$4,8 millones
  • Pérdidas: US$16,7 millones

¿Se acuerdan de “Persecución al límite”? No se preocupen, tampoco la recuerda nadie más. Casi no la promocionaron, probablemente porque el estudio sabía que era un desastre, y cuando dejó de exhibirse logró perder US$16,7 millones.

“Detroit: Zona de conflicto”

  • Presupuesto de producción: US$34 millones
  • Recaudación en EE.UU.: US$16,7 millones
  • Recaudación mundial: US$16,7 millones
  • Pérdidas: US$17,3 millones

“Detroit: Zona de conflicto” parecía una película destinada a hacerse un nombre en la temporada de premios con un buen casting, una directora ganadora del Oscar (Kathryn Bigelow) y una historia verídica que encajaba de manera inquietante con el clima que se vive hoy en EE.UU. Pese a todo eso, nadie fue a verla y “Detroit: Zona de conflicto” perdió más de US$17 millones.

LBJ”

  • Presupuesto de producción: US$20 millones
  • Recaudación en EE.UU.: US$2,4 millones
  • Recaudación mundial: US$2,4 millones
  • Pérdidas: US$17,6 millones

Woody Harrelson causó una gran sensación por su interpretación del presidente estadounidense Lyndon B. Johnson en la biografía cinematográfica “LBJ”. La película recibió críticas buenas (aunque no muy buenas), pero la gente no fue a verla y terminó dando una pérdida de US$17,6 millones.

“Suburbicón: Bienvenidos al paraíso”

  • Presupuesto de producción: US$25 millones
  • Recaudación en EE.UU.: US$5,7 millones
  • Recaudación mundial: US$5,7 millones
  • Pérdidas: US$19,3 millones

Esta me sorprendió un poco. “Suburbicón: Bienvenidos al paraíso” está protagonizada por Matt Damon y Julianne Moore y dirigida por George Clooney. Fue muy mal recibida por el público y la crítica y recaudó menos de US$6 millones con un presupuesto de US$25 millones, o sea, perdió más de US$19 millones.

El Rey Arturo: La leyenda de la espada

  • Presupuesto de producción: US$175 millones
  • Recaudación en EE.UU.: US$39,1 millones
  • Recaudación mundial: US$148,6 millones
  • Pérdidas: US$26,4 millones

Soy el primero en admitir que “El Rey Arturo: La leyenda de la espada” no era una gran película, pero sí me pareció divertida, y es una pena que resultara semejante fracaso de taquilla. Le gustó a casi 70% de los que la vieron, pero por lo visto no fueron muchos. Con la friolera de US$175 millones de presupuesto, recaudó solo US$39,1 millones en EE.UU. Por suerte la ayudó un poco el resto del mundo, pero a fin de cuentas, “El Rey Arturo: La leyenda de la espada” perdió US$26,4 millones.

“Monster Trucks”

  • Presupuesto de producción: US$125 millones
  • Recaudación en EE.UU.: US$33,3 millones
  • Recaudación mundial: US$64,4 millones
  • Pérdidas: US$60,6 millones

El estudio que produjo “Monster Trucks” ya sabía que iba a ser un fracaso de taquilla antes que se estrenara. No se equivocaron: a la película de US$125 millones le fue muy mal y le reportó una pérdida de US$60 millones al estudio.

“La promesa”

  • Presupuesto de producción: US$90 millones
  • Recaudación en EE.UU.: US$8,2 millones
  • Recaudación mundial: US$8,2 millones
  • Pérdidas: US$81,8 millones

Uno pensaría que “La promesa” era una película pequeña, teniendo en cuenta que la mayoría no se enteró de su existencia, pero el elenco está integrado por Christian Bale y Oscar Isaac y su presupuesto fue de US$90 millones. No tuvo buenas críticas, solo un 50% en Rotten Tomatoes, pero el público le dio 92%. Infortunadamente, esto no la ayudó a ganar dinero, porque solo recaudó US$8,2 millones en todo el mundo y dejó una pérdida de US$81,8 millones.