En una Serie Mundial que pasará a la historia, el equipo de Houston consiguió su primer campeonato