Foto: Archivo

ESTIMADA ANA:

Mi esposo y yo ya vamos a cumplir 10 años de casados, tenemos 3 hijos pero cada vez tenemos más y más problemas porque soy muy celosa. Cualquier cosa por la que discutimos tiene el mismo origen y no sé cómo controlarme. 
Cuando lo cuestiono por algo me dice que todo lo invento, que no tengo motivos para estar pensando mal de él y que por lo mismo ya lo tengo harto.

 No puedo evitar sentir celos de todas las mujeres que están a su alrededor, las de la oficina y el colmo, hasta cuando pasa mucho tiempo con su mamá me enojo demasiado.

 Todo se complica cuando pienso en su anterior esposa, con quien estuvo casado por 3 años y además tienen un hijo; me pongo celosa cuando pienso que ellos fueron novios casi 9 años, desde que eran adolecentes. Me pongo a pensar en todo lo que vivieron juntos y mi cabeza se llena de dudas e inseguridades y no puedo evitar sentirme furiosa.

 Cada fin de semana que va por el niño es imposible no sentir celos, pienso en que va a ir a su casa, la saludará y platicará con ella. Y yo sé que todo es hasta cierto punto normal, pues tienen que ponerse de acuerdo respecto a los tiempos con el niño, el dinero o pagos que se tienen qué hacer.

 También siento unos celos enormes cuando no regresa temprano de la oficina y lo imagino platicando con todas sus compañeras, incluyendo una novia que tuvo por unos cuantos meses después de que se divorció de su mujer y antes de que fuéramos novios.

 Y obviamente esa relación nunca prosperó, pero nada más de pensar que trabajan juntos, se me revuelve el estómago y lo cuestiono si todavía platican, si están enojados, si conviven como antes o si son amigos.

 En varias ocasiones he encontrado la oportunidad de leer los mensajes de su celular a ver si le encuentro algo para tener pruebas y acusarlo de que me engaña. Reconozco que él ha sido demasiado paciente conmigo, pues todavía que me la paso reclamándole que me es infiel, él en cambio me dice que me quiere y que soy la única mujer en su vida, pero mi cabeza está llena de dudas, siento que él se avergüenza de mi porque traigo unos kilos de más.

 No sé si será normal sentir ese miedo constante a que encuentre a alguien más joven, más bonita y más inteligente y de una vez por todas se vaya de la casa y me deje, sola con mis hijos.
 Me siento infeliz, no sé cómo hacer para dejar de sentir todo esto que siento, ayúdeme por favor. 

Gisela

ESTIMADA GISELA:

Es importante que sepas que la mayoría de las veces, todas esas dudas, temores e inseguridades que tienes, son ideas falsas y mientras tanto, llega a ser una situación insoportable no solo para ti sino para tu esposo también, pues a diario tiene que estar lidiando contigo y tratando de aclararte cosas que probablemente ni siquiera hizo.

 Las consecuencias de estos actos a causa de los celos son casi siempre los mismos: la pareja termina por irse  de su casa cansado de escuchar solo reclamos, pues la desconfianza mantenida, cansa. 

 Yo te recomiendo que hagas un alto, pienses en esa actitud de tu parte hacia él y valores lo que realmente es importante. Si es un buen padre y esposo, si busca siempre la protección y el bienestar para ustedes, si es responsable en sus acciones… no pierdas el tiempo, los años ni la vida en estar pensando si te engaña o no. Disfruta los momentos, libérate de pensamientos que solo están provocando que su relación poco a poco se vaya deteriorando. ¿Qué tipo de relación quieres?
 
ANA       
 
Todos tenemos problemas. ¿Cuál es el suyo? 
 
Para una respuesta escriba a: 
ANA APARTADO 500 o BOULEVARD V. CARRANZA y CHIAPAS, SALTILLO, COAH. 
También puede hacerlo vía internet: ana@vanguardia.com.mx