AP
Kansas City aprovechó los errores de Philip Rivers para salir victoriosos del partido de la Semana 11 ante los Chargers en México

Cierre dramático en el Estadio Azteca, pero una intercepción cuando Philip Rivers buscaba mandar el partido a tiempos extra sentenció la victoria de los Chiefs 24-17 en el duelo celebrado en México que cerró la Semana 11.

La ofensiva de Kansas City, liderada por Patrick Mahomes, brindó una gran exhibición en el emparrillado para quedarse con la victoria a pesar de una mayor posesión y productividad de Los Ángeles, sin embargo, Rivers terminó el partido con 4 intercepciones y eso, sin duda, fue muy costoso.

Mahomes completó 19 de 32 pases para 182 yardas y una anotación. Sufrió una intercepción durante el juego.

Philip, por su parte, lanzó 28 pases certeros en 52 envíos, logró sumar 353 yardas por aire y un touchdown, pero las 4 entregas de balón lo dejaron mal parado.

 

Por tierra el mismo Patrick encabezó a su equipo con 59 yardas; le sigueron Darrel Williams (35) y LeSean McCoy (29), ambos con visita a las diagonales.

Travis Kelce, Ala Cerrada de los Chiefs, fue el mejor receptor con 7 atrapadas para 92 yardas y un TD.

El encuentro fue cerrado desde el inicio, al medio tiempo los Chiefs se fueron arriba 10-9, pero tuvieron que venir de atrás para irse con la ventaja.

Ya en el tercer cuarto lograron par de anotaciones que les abrieron el camino a la victoria.

Chargers, por su parte, logró marcar en los primeros 3 cuartos del partido y estuvieron a un pase certero de mandar el encuentro a los tiempos extras, pero Rivers falló ese último envío y la oportunidad se escapó.

El Estadio Azteca y la afición mexicana vivieron un buen encuentro, lleno de emociones y muy esperado.