Le comparto una publicación de Víctor Cantera que le envió a Jesús Alberto Rubio para su página Al Bat y que seguramente les gustará como se describe a los de la bella isla al decir: Los cubanos somos campeones, caballones, geniales, adivinos, profetas, nos las sabemos todas. Podemos ser más papistas que el Papa y sabemos más de política internacional que todos los miembros de las Naciones Unidas.

Podemos dirigir un equipo de beisbol de Grandes Ligas mil veces mejor que Jim Leyland, o Bobby Cox. Los cubanos nos comemos el azúcar cruda y el agua sin masticar. Cuando las cosas pasan, ya nosotros sabíamos que iba a pasar porque nos las “güelemos” antes.

El cubano va al Infierno y si lo dejan hablar, termina en el Paraíso, al lado de San Pedro, recibiendo a los recién llegados. Somos alegres, divertidos, emprendedores, inteligentes, halagadores, soñadores, idealistas. Al amigo le decimos “hermano”. Todos tenemos una larga historia personal que contar y éramos tremendos peloteros durante nuestra juventud.

Todos, “nos vamos a ganar la lotería” y la mujer cubana es la más linda del Universo.

Los cubanos, ninguno, nos consideramos feos, ni brutos, ni fracasados, ni inferiores, ni analfabetos. El cubano nunca se equivoca en lo que pasó ni en lo que va a pasar. Nos las sabemos todas. Somos cariñosos, al amigo le decimos “mi sangre, mi socio, mi tierra”.

Hablamos rápido y a la vez y nos entendemos todos, discutimos, discrepamos. Sabemos más de guerra que Napoleón, más de paz que Gandhi. Somos mejores escritores que los escritores, mejores poetas que los poetas.

La comida cubana es la más sabrosa del planeta. Hacemos la paella mejor que los españoles, el arroz frito mejor que los chinos y los macarrones mejor que los italianos.

En ninguna parte encontramos una playa más linda que Varadero.

GRANDES PERSONAJES

Somos los mejores bailarines del mundo, tenemos los 3 Santos más milagrosos: San Lázaro, Santa Bárbara y la Virgen de la Caridad del Cobre; y no aceptamos que exista, ni nazcan, mejores beisbolistas que “El Maestro” Martín Dihigo, “El Profesor” Ramón Bragaña o “El Príncipe de Belén”, Lázaro Salazar.

Podemos ser más americanistas que los americanos, mejores negociantes que los judíos, sabemos más de medicina que los médicos, más de leyes que los abogados, y sabemos, desde las salas de nuestras casas, frente al televisor, lo que es “strike o ball” o lo que es “safe o out” mejor que todos los “umpires”, ante una jugada apretada.

Le dimos al mundo el danzón, la guaracha, la rumba, el guaguancó, el bolero y el son. Además tuvimos a Kid Gavilán, a Kid Chocolate y a “Trespatines”. Inventamos el mejor azúcar y el mejor tabaco. En Cuba nació Celia Cruz, Olga Guillot, Ninón Sevilla, Ernesto Lecuona, Benny Moré y creamos el mambo con Pérez Prado y cocinamos los mejores frijoles negros del planeta.

BUENOS PARA DISCUTIR

Podemos estar 2 horas discutiendo y regateando el precio de una lata de leche condensada, inventamos el Ron Bacardí, el Mojito y el mojo de yuca. Y si alguien me lee y discrepa tengo la respuesta genial de 11 millones de cubanos.

No decimos “no estoy de acuerdo contigo” o “tengo una opinión diferente”. Decimos: “Tútaloco”, “Tutáquivocao” y “Tunosabeloquetutahablando”.

Algunos dirán: “Así éramos y ya no somos”. Y yo les respondo: ¡Así quedamos muchísimos vivitos y coleando!... Es más, humildemente les digo, que si no fuera cubano ¡pagaría para serlo!

Este es un hermoso regalo en El Día de los Reyes Magos… Cubanos.

marfex37@hotmail.com