Obama recorrió el barrio Castle Place, en Baton Rouge, y paseó entre escombros, incluidos muebles, colchones y muchos otros objetos dañados / AP
Presidente recorre zona devastada de Luisiana y responde a críticas por tardanza

WASHINGTON.- El presidente Barack Obama prometió ayuda federal para que Luisiana se recupere de las graves inundaciones que causaron al menos 13 muertos, al subrayar que no se trata de “tomarse la foto” en las zonas afectadas ante las críticas que ha recibido por no realizar antes esta visita.

Obama recorrió el barrio Castle Place, en Baton Rouge, y paseó entre escombros, incluidos muebles, colchones y muchos otros objetos dañados por las fuertes lluvias e inundaciones que mantienen anegadas grandes extensiones de terreno en todo el sureño estado de Luisiana.

Las vidas de muchas personas “cambiaron drásticamente por esta inundación”, hay familias que han perdido sus casas y también “posesiones y recuerdos impagables”, dijo Obama en un breve discurso tras su recorrido.

Quiero que los habitantes de Luisiana sepan que no están solos en esto. Incluso cuando las cámaras de televisión se hayan ido, todo el país va a seguir apoyándoles y ayudándoles hasta que estén de regreso en sus hogares y sus vidas se hayan reconstruido”, prometió.

En respuesta a los críticos que, como el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, le han reprochado que no suspendiera sus vacaciones veraniegas la semana pasada para visitar antes Luisiana, Obama dijo que en este tipo de desastres no se trata de acudir  al lugar y hacerse la “foto”.

Lo importante, a su juicio, es “cómo asegurarse de que dentro de un mes, en tres meses, en seis meses a partir de ahora, las personas todavía estén recibiendo la ayuda que necesitan”.

AP

A los afectados en Baton Rouge y en el resto de Luisiana “les importa un comino si eres demócrata o republicano”, porque lo que les preocupa es asegurarse de “empezar a reconstruir lo más rápido posible”, insistió el mandatario.

Eso es lo que les importa a ellos. Eso es lo que me importa a mí”, zanjó.

GRAVES DAÑOS…
Las inundaciones en Luisiana han dañado más de 60 mil viviendas y han llevado a más de 100 mil hogares a solicitar asistencia a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

Te puede interesar

Hasta el momento, la Cruz Roja ha recibido donaciones que suman aproximadamente 7.8 millones de dólares y Obama enfatizó que son necesarios más recursos y más voluntarios, porque la asistencia del Gobierno federal por sí sola no es suficiente.

Según Obama, la ayuda federal desembolsada, hasta ahora, alcanza los 127 millones de dólares, fundamentalmente para garantizar alquileres temporales a los que han tenido que dejar sus casas, reparaciones esenciales y pagos a los seguros ante inundaciones.

El diario con más circulación en Luisiana, The Advocate, criticó en un editorial a Obama por no interrumpir sus vacaciones para visitar el estado.

AP

El periódico pidió a Obama no repetir el error del expresidente George W. Bush, quien también estaba de vacaciones cuando el huracán Katrina azotó Nueva Orleans en 2005 y fue criticado por la lentitud de su respuesta. 

Tragedia
> La Cruz Roja estima que este desastre natural es el peor en EU desde el huracán Sandy en 2012 y que serán necesarios unos 30 millones de dólares para afrontar las tareas de recuperación.