No tengo la menor duda de que Miguel Ángel Yunes Linares ha cometido actos ilícitos que van desde el enriquecimiento inexplicable, hasta el blanqueo de capitales, ocultamiento de fraude en  IMSS, alianza delictuosa con una red de trata para la explotación sexual infantil; manipulación de  información sobre fugas en los penales a su cargo y amenazas de muerte a periodistas y editores. 

Todo lo anterior lo hizo bajo la protección del fuero constitucional y los puestos públicos que lo  arroparon y que institucionalizan la impunidad. Creo que es el peor candidato para Veracruz, su pasado lo delata. Sin embargo, la manipulación electoral del caso Succar Kuri-Edith Encalada me  parece inaceptable. La forma en que reaparece la mujer que había pactado con Kamel Nacif y  Mario Marín (PRI) para retractarse cuando había elementos para encarcelar a Yunes y a otros,  causó un gran daño a una veintena de víctimas que en su momento señalaron a Yunes con la  evidencia de vídeos de pornografía infantil y quedaron descalificadas por la propia Encalada. 

El  tufo electoral de este montaje resulta inadmisible para las doscientas víctimas del caso Succar  Kuri. Sabemos que Fevimtra no actuará contra Yunes porque él mismo pactó en 2007 con Gamboa Patrón (PRI) y Vicente Fox (PAN) para rasurar el expediente de la red de trata de menores, a pesar de la evidencia que llevó a Succar a una sentencia de 113 años. 

La manipulación de las víctimas de trata de personas y el uso de niñas y niños para fines electorales es a todas luces despreciable; no importa si viene del PRI, PAN, PRD, Morena o los partidos satélites. 

En su momento se pudo encarcelar y sentenciar a Yunes Linares y se demostraron los  delitos que se le impugnaban, pero los partidos lo protegieron y lo seguirán protegiendo. 

Una vez terminadas las elecciones las víctimas serán olvidadas por las organizaciones oportunistas. 

Me niego a jugar la farsa electoral, no merecemos que persista este pacto de impunidad, la infancia mexicana no lo merece, tampoco lo merecemos las y los periodistas de investigación que hemos sido amenazadas por los políticos por evidenciar la verdad arriesgando nuestras vidas.

@lydiacachosi