Diversos medios han comenzado a esparcir la noticia de una nueva producción rusa. Este reality show es un concepto similar a ‘Los Juegos del Hambre’ y permitirá el asesinato y las violaciones

En un futuro distópico, un gobierno tiránico obliga anualmente a 24 adolescentes a ser partícipes de un sádico programa de televisión, donde se enfrentan unos a otros, matándose hasta que sólo quede uno con vida, quien llevará no más que gloria a su distrito. La premisa de la novela juvenil “Los juegos del hambre” de Suzanne Collins —explorada tanto antes como después, pero encabezada por este éxito— es una idea que se antoja interesante dentro de la ficción. Sin embargo, gracias a diversas fuentes se ha corrido el rumor de que una productora de televisión rusa ha decidido traerla a la realidad. 

En “Game2: Winter”, dicen los titulares, los participantes se expondrán tanto al extremo clima siberiano como a animales salvajes, además de que todo se puede, incluido el asesinato entre ellos. Aseguran que los productores así lo han confirmado. Esto pone en duda la veracidad de tales noticias, pues un programa así suena imposible, pero una vez que medios como The Guardian o la BBC cubren la nota, no parece tan falso. Y por lo visto es cierto, en parte. En efecto, el reality show saldrá al aire, por internet, en julio de 2017 y durará hasta abril de 2018. 30 concursantes, hombres y mujeres entrarán a un proceso de selección que termina en marzo. 

El público podrá votar por los mejores candidatos y, además, los que tengan el suficiente dinero tienen la opción de pagar 165 mil dólares para asegurar su entrada. 120 de todos los aspirantes entrarán a una segunda votación, que finaliza en junio. Los 30 elegidos serán llevados a un centro médico donde serán puestos a prueba tanto física como mentalmente, procurando que se encuentren saludables, y se les entrenará en técnicas de supervivencia con un miembro de los cuerpos militares rusos.

Las reglas son muy específicas respecto a lo que muchos han mal informado. Previo a ser aceptados deberán probar su sanidad mental y no poseer ningún tipo de enfermedad de transmisión sexual. Cualquier tipo de acto que se considere ilegal dentro de la legislación rusa será debidamente penalizado, no sólo con la descalificación del participante, sino con su respectiva persecución judicial. Esta información se encuentra en su página web oficial. El malentendido bien pudo deberse a dos circunstancias. La primera es que el sitio está en ruso, la segunda es una entrevista realizada al productor, Yevgeny Pyatkovsky.

En ella, Pyatkovsky es quien propone la idea de que todo está permitido, incluidas tan polémicas acciones. También se ha mencionado que los concursantes pueden formar equipos para sobrevivir mejor. Esto es una mera interpretación de una de las reglas que explícitamente dice que se deberán formar tales equipos. El público elegirá, de nueva cuenta, quienes los conformarán. Nadie puede estar solo, al menos no hasta las últimas etapas del juego.

Y aunque existe la cláusula que exige la firma de un contrato que libere de responsabilidad a los productores en caso de accidente o muerte, esto es una medida de precaución debido a la naturaleza del programa mismo.

Como una mera forma de publicidad, el morbo que provoca el ver a “Los juegos del hambre” en pantalla, reales y viscerales, enfrentándose a circunstancias no propuestas por un guion, ha llevado a la manipulación, intencional o no, de la información. Pero no por ello el show pierde valor.

Es el primero de su tipo. Con antecedentes en Survivorman, o Survivor, ambos propuestas que de una u otra forma colocaban a sus sujetos frente a situaciones donde se veían obligados a usar sus mejores herramientas y conocimientos para, en el primer caso, simplemente sobrevivir, o en el segundo, ganar un premio monetario.