Fanáticos. Eduardo, Mariana y el pequeño Tadeo fieles seguidores. Carlos R. Verástegui
Hoy vuelve al Parque Madero con su familia para disfrutar del beisbol

Eduardo Nieto, aficionado de toda la vida, desde que era pequeño dijo, junto a su esposa Mariana Tello y su hijo Tadeo fueron de los primeros aficionados en tomar su lugar en la Sección C de las tribunas del Parque Madero.

“Una experiencia muy especial porque lo disfrutamos todos y nos divertimos”, así describió Eduardo el beisbol en familia.

Fue una larga fila para conseguir los boletos y estar presente en el primer partido de sus Saraperos.

“Desde el lunes muy temprano había fila. Desde las 8:00 de la mañana, antes de que abrieran taquilla ya estábamos formados y logramos conseguir los boletos” dijo, “siempre vale la pena venir a disfrutar del beisbol”, añadió.

Eduardo espera que la Nave Verde tenga una buena campaña. “Se ven fuertes, ganaron su primer partido y vienen de una pretemporada buena. Esperemos den el 100 por ciento”.

Desde que era niño acompañó a sus padres a ver al Sarape, por lo que su ídolo sigue es el número 28 en la franela, “ahora es el manager, Noé Muñoz”.