Enfrente tendrán a los Ravens, que buscan mantenerse de lleno en la pelea por un lugar en la postemporada.

Los Chargers sellaron su boleto a playoffs la semana pasada, pero la Semana 16 le da a Los Ángeles la oportunidad de tomar el primer lugar de la AFC y hasta llevarse su división.

Enfrente tendrán a los Ravens, que buscan mantenerse de lleno en la pelea por un lugar en la postemporada. Baltimore no puede obtener un puesto de comodín este fin de semana, pero serían eliminados con una derrota si se combina con triunfos de los Steelers y los Titans. Con ocho días de descanso, jugando en casa y motivados por todo lo que está a su alcance, los Chargers reciben a unos Ravens de Baltimore que luchan por su vida con apenas cinco días de descanso y enfrascados en un triple empate por el segundo comodín de la AFC.

Desde que el novato Lamar Jackson asumió el puesto de quarterback titular, los Ravens tienen marca de 4-1 y se convirtieron en el primer equipo desde 1976 en correr para al menos 190 yardas en cinco duelos consecutivos. Ahora deberán hacerlo de nuevo en contra la novena mejor defensiva terrestre de la NFL si quieren mantener fuera del terreno a Philip Rivers y al peligroso ataque de los Chargers.

Rivers es tercero en la NFL con 112.4 puntos de rating y tendrá de regreso en el cuarto mejor ataque de la liga al estelar running back Melvin Gordon, quien se ausentó los últimos tres compromisos por lesión, y al explosivo receptor Keenan Allen.

No importa si Baltimore presume a la mejor defensa de la NFL, no pueden ser buenas noticias. 

AP/ ESPN

El otro frente

Los Redskins no pueden obtener un lugar en los playoffs en la Semana 16, pero podrían ser eliminados con una derrota y una victoria de los Eagles, o una derrota y una victoria de los Seahawks y los Vikings.

Los Titans están en el mismo barco. No pueden asegurarse un lugar, pero pueden ser eliminados por una derrota junto con las victorias de los Steelers y los Ravens.