Ayer se publicó la explicación que dio el periodista Hernán Pereyra, en ESPN Deportes Radio, sobre la nueva eliminatoria de Concacaf, la que cuenta con boletos para llevar a tres países directamente a Qatar 2022 y uno más a la repesca.

En Chicago, el pasado fin de semana, estuvo reunida la crema y nata de la Confederación, que tiene a 41 afiliados, pero solamente pueden ser parte de la eliminatoria 35 de sus federaciones, ya que Bonaire, Guadalupe, Guayana Francesa, Martinica y San Martín no son aceptadas aún por la FIFA y solamente dan votos en las elecciones a la presidencia de la Concacaf, pero no pueden ir a un Mundial.

Entonces, la eliminatoria será —según la información que se generó ayer desde Miami— de la siguiente manera: se descartan todas las eliminatorias previas que daban el lugar para el Hexagonal Final. Ahora, para decidir a los seis representativos que buscarán los boletos directos al Mundial se tomarán en cuenta a los mejor colocados en el ranking de la FIFA en junio de 2020. Hoy, serían México, Estados Unidos, Jamaica, Costa Rica, Honduras y El Salvador. Los restantes 29 países formarán ocho grupos, tres de tres equipos y cinco de cuatro selecciones, los cuales estarán jugando una ronda a visita recíproca y los que terminen en el primer lugar clasificarán a cuartos de final, después a semifinales y una gran final regional.

El primer lugar de ese torneo tan sui géneris jugará contra el cuarto sitio del Hexagonal, y el que gane irá a la repesca.

Ser tan incluyentes, hacer que equipos de tan bajo nivel jueguen más partidos, luce más como una medida populista con las islas, para mantener los votos con base en la promesa de que alguno de esos equipos puede ir a una Copa del Mundo, que realmente considerarlos como un rival incómodo para quien resulte cuarto sitio del Hexagonal Final.

Los beneficiados son México y Estados Unidos. Jugar menos partidos contra rivales del área les abre la posibilidad de aprovechar las Fechas FIFA para buscar rivales de mayor categoría y evitar esos molestos e incómodos viajes que se hacían en la primera fase de eliminatoria.

Victor Montagliani tiene el perfil para ser un futuro contendiente a la silla que hoy ocupa Gianni Infantino en la FIFA, y medidas como esta lo posicionan en un área de tantos y tantos votantes para tal efecto. La Concacaf y la Confederación Africana son las que más votantes tienen, pero también las de más pobreza, así que imaginarse ser parte de un Mundial puede llevarlos a aceptar lo que sea, aunque sea una eliminatoria tan dispar.

Twitter: @gvlo2008