Tomada de Twitter
A pesar de la explosividad de Necaxa, los Diablos Rojos 'reinan' en La Bombonera

Toluca recibió la complicada visita de unos Hidrorrayos que venían con el envión anímico de haber vencido al Cruz Azul, aunque esta vez no les tocó la misma suerte del duelo pasado.

Necaxa cayó en La Bombonera 3-2 ante unos Diablos Rojos de Hernán Cristante que se enfilan a estar una vez más en la Fiesta Grande del futbol mexicano.

Tomada de Twitter

La demostración de buen futbol por parte de los hidrocálidos fue tal, que ellos movieron primero los cartones en el duelo. Francisco Córdova anotó el 1-0 al minuto 41 cuando remató con la pierna izquierda desde los linderos del área chica de los escarlatas, para penetrar las redes de Luis García.

El Diablo no respondió hasta el minuto 50. Rodrigo Salinas acomodó el esférico a un extremo de Hugo González, inalcanzable para el joven arquero mexicano, tras una asistencia de Rubens Sambueza.

Pero eso no era todo lo que el cuadro de Cristante iba a responder. Exactamente 10 minutos más tarde, Ernesto Vega sirvió para Luis Quiñones, quien con la pierna izquierda colocó la bola en la meta de González e inició los festejos para Toluca.

Tuvieron que pasar 20 minutos para el siguiente gol de los locales, tras un par de fallas en el área chica. Vega, quien había dado el pase para el segundo gol, definió el 3-1 a los 80', justo después de recibir una bola de Enrique Triverio.

Pero el Rayo aún no quería caer. Matías Fernández, quien ya lo había intentado anteriormente de tiro libre pero García rechazó con una gran estirada el balón, disparo de media distancia y colocó la de gajos inalcanzable para el guardameta de los Rojos, que nada pudo hacer para evitar el 3-2 al 88'.

Y a pesar del empuje de los cálidos, al final los tres puntos fueron para los Escarlatas, quienes llegaron a 19 unidades y ahora están a uno de los líderes América y Cruz Azul.