Especial

Hoy se festeja el Día del Estudiante en México, aunque la mayoría se encuentran, por la contingencia sanitaria que vivimos, ya sea aún en clases en línea o bien de forzadas vacaciones.

Cualquiera que sea el caso desde aquí los felicitamos a todos, y qué mejor manera de hacerlo con la opción de rentar para disfrutar en la comodidad del hogar una película donde el protagonista es un estudiante, aunque no precisamente como ejemplo a seguir por como se irá desarrollando la trama en cuestión, a la cual se puede tener su correspondiente acceso en la página de Cinépolis Klic que ya hemos recomendado en ocasiones anteriores.

El filme en cuestión se titula “Luce”, y es que como la comentábamos con anterioridad, gira alrededor de Luce Edgar (Kelvin Harrison Jr.), quien inicia la historia dando un discurso frente a sus compañeros de la preparatoria a la que asiste describiéndose a sí mismo en lo general, desde su nombre que proviene del latín luce que significa “luz” en castellano hasta la satisfacción personal y profesional que lo está encaminando a realizarse primeramente como hijo y después como estudiante, pues es el hijo adoptado de un país del noroeste del continente africano que ha sido adoptado por un matrimonio formado por una pareja anglosajona y de mentalidad abierta como la que forman Amy (Naomi Watts) y Peter Edgar (Tim Roth) y el haber tenido esa oportunidad de hacer una vida en Estados Unidos es ya un privilegio.

Hasta ahí todo bien, y las primeras interacciones que como espectadores vemos de Luce con sus padres adoptivos en el interior de su hogar confirman totalmente lo que él ha dicho en relación a ellos en dicho discurso, pero esa actitud pacifista y en apariencia cubierta de templanza que proyecta no parece reflejarse en un ensayo que le ha entregado a la maestra afroamericana Harriet Wilson (la ganadora del Oscar Octavia Spencer), quien puede leer entre líneas un mensaje preocupante de un estudiante en vías de entrar a sus estudios profesionales que la obliga prácticamente a compartir esa inquietud, primero con su superior más inmediato, y los padres de Luce después.

Esas reuniones inician una etapa de tensión entre el alumno y su maestra que tendrá unas inesperadas consecuencias para todos los involucrados al poner con esto en riesgo su estatus de “alumno estrella”.

Basada en una pieza teatral del mismo nombre de J.C. Lee, quien aquí es también productor y guionista, “Luce” es el tercer largometraje del cineasta de origen africano Julius Onah (“The Girl Is in Trouble”; “The Cloverfield Paradox”), y quizás por tocarlo más de cerca que las anteriores propuestas de acción y ciencia ficción es que es su trabajo más sobresaliente hasta la fecha, tanto que además de haber estado nominada al Premio del Jurado del Festival de Sundance del año pasaso tanto él como sus actores Kevin Harrison Jr. y Octavia Spencer obtuvieron nominaciones a los Independent Spirit Awards de los que hablamos al recomendar hace unos meses “Diamantes en Bruto”, de los hermanos Safdie, al tocar un tema muy vigente de la crisis ética y moral de nuestra sociedad donde se vale casi todo con tal de ganar.

Comentarios a: galindo.alfredo@gmail.com;

Twitter: @AlfredoGalindo

Alfredo Galindo

Columna: Cinelectronico

Productor, Director y Guinista de cine.

Columnista del periódico Vanguardia desde 1995, escribe sobre música, cine y televisión. Combina la pasión de escribir con la creación cinematográfica.