Foto: Internet
Luego de que Emiliano Salinas fue señalado como posible cómplice de Keith Raniere, líder de NXIVM, la actriz ha preferido guardar silencio y alejarse del ojo público, así como de las redes sociales

Ludwika Paleta, esposa de Emiliano Salinas, cuyo nombre fue ligado al de Keith Raniere, líder de NXIVM, durante un juicio en Brooklyn, Nueva York, prefirió cancelar su aparición pública como madrina de “Mentiras el musical”, apenas unas horas antes de que se realizará la develación de placa, ayer jueves.

En un breve comunicado de prensa, Mejor Teatro informó que “por decisión de la producción se pospone la develación de las tres mil 600 representaciones de ‘Mentiras’, programadas para hoy (ayer) jueves 23 de mayo… Posteriormente informaremos la fecha en la que se realizará”. La cancelación del evento, pactado a las 19:30 horas, llegó a las 16:22.

La pareja Salinas-Paleta mantiene su relación y entorno familiar, así como de sus amistades, lo más alejado posible de los medios de comunicación, sin embargo, acudían con regularidad a eventos sociales y compromisos como éste que tenía la actriz con sus colegas del musical de José Manuel López Velarde.

A pesar de que en redes sociales las fotografías que comparte Ludwika son contadas en referencia a su vida personal, desde hace más de un año la protagonista de “La Querida del Centauro” no publica una imagen junto a su esposo.

Por su parte, luego de los pronunciamientos que lo vinculan con el caso que las autoridades estadounidenses siguen en contra de Raniere, Salinas Ocelli utilizó su cuenta de Instagram para aceptar que “condeno y rechazo categóricamente… las prácticas que se llevaban a cabo dentro del grupo denominado DOS”.