Fama. “La serie cambió mi vida de manera inconmensurable”: Luke Perry.
El icono de la televisión que saltó a la fama en los noventa murió este lunes víctima de un derrame cerebral masivo en Oaks, California; hace unas semanas el elenco de la serie confirmó que regresarían con seis capítulos especiales en 2019

En octubre de 1990 “Beverly Hills 90210” se convirtió en el ícono de una década, miles de jóvenes en todo el mundo se volvieron fanáticos de la serie de drama adolescente, en donde  Jason Priestley y Luke Perry, se convirtieron en ídolos juveniles, mientras que las actrices Shannen Doherty, Jennie Garth y Tori Spelling se volvieron nombres muy conocidos en la televisión estadounidense.

Ahora 29 años después, todos los fanáticos de la serie están de luto. Luke Perry de 59 años falleció el lunes por la mañana en el Hospital St. Joseph en Burbank, California. Como se había informado días antes, fue llevado de urgencia al hospital el miércoles por la mañana después de sufrir un derrame cerebral masivo en su hogar en Sherman Oaks.

Voy a estar vinculado con él hasta que muera. Creé a Dylan McKay y es mío”.
Luke Perry, actor.

Sus representantes dijeron que los médicos lo habían sedado, con la esperanza de darle a su cerebro la posibilidad de luchar para recuperarse del trauma del derrame cerebral pero al parecer, el daño era demasiado grande.

Perry en su papel de Dylan McKay fue todo un “america’s sweetheart”, tuvo una prolífica carrera como actor en la televisión y en las películas, comenzando por supuesto a principios de los ochenta, y saltando a la fama con “Beverly Hills 90210”, donde participó en 300 capítulos y concluyó en el 2000. En los últimos años, tuvo un papel protagónico como el padre de Archie en el exitoso programa de CW, “Riverdale”. También filmó un papel en la próxima película sobre Charles Manson, dirigida por Quentin Tarantino, “Once Upon a Time in Hollywood”.

EL ‘AMERICA’S SWEETHEART’

Luke Perry nació en Ohio, donde trabajó pavimentando carreteras, Perry llegó a Los Ángeles después de graduarse de la secundaria. Comenzó su carrera participando en telenovelas hasta que el productor Aaron Spelling lo escogió para que fuera el rico, solitario y melancólico Dylan McKay.

El personaje de Perry despertaba tanta pasión entre sus fans que en 1991 un público de dos mil personas se transformó en 10 mil cuando fue a firmar autógrafos en un centro comercial de Florida. El caos fue tal que varias personas fueron hospitalizadas y el centro comercial se vio obligado a cerrar sus puertas.

“La serie cambió mi vida de manera inconmensurable”, comentaba el actor en la entrevista. “Mi vida nunca será la misma: ha sido bueno en su mayor parte. Sin duda, tiene algunos inconvenientes, pero no puedo quejarme”, aseguraba.

UN REENCUENTRO TRISTE

La semana pasada la cadena Fox anunció el regreso de “Beverly Hills 90210” con parte del reparto original de la serie, aunque tanto Perry como Shannen Doherty, que interpretaba a su novia en la serie, habían confirmado que no participarían. Sí habían confirmado su regreso el resto de sus compañeros de entonces como Jason Prestley (Brandon), Jennie Garth (Kelly), Brian Austin Green (David), Tori Spelling (Donna), Ian Ziering (Steve) y Gabrielle Carteris (Andrea). En este reencuentro, los actores se encarnarán a ellos mismos tratando de sacar adelante una nueva versión de la serie noventera.

Ian Ziering, uno de sus compañeros en la serie adolescente, mostró su tristeza por la muerte de su antiguo colega con un emotivo mensaje en Twitter e Instagram. “Siempre disfrutaré de los cariñosos recuerdos que hemos compartido durante los últimos 30 años. Ojalá tu viaje esté enriquecido por las almas gloriosas que se han ido antes que tú, tal y como has hecho aquí con aquellas que dejas atrás. Dios, déjale un sitio cerca de ti porque se lo merece”, escribió el intérprete.

A SABER:

El paso de Perry por “90210” tuvo dos etapas: una desde 1990 hasta 1995 y otra desde 1998 hasta 2000, momento en que se terminaba la ficción.

Durante todo ese tiempo, McKay luchó contra el alcoholismo y la adicción a las drogas, a la par de mantener relaciones sentimentales inestables con Brenda (Shannen Doherty) y Kelly (Jennie Garth).

La próxima aventura cinematográfica de Perry, que está pendiente de estreno, es “Once Upon a Time in Hollywood”, dirigida por Quentin Tarantino.

Tenía dos hijos, Jack y Sophie, y estuvo casado con Rachel Sharp desde 1993 a 2003.