Riesgo. Algunas tienen cables sueltos con cinta de aislar a la mano de los niños. / Sandra Naal
La zona donde hay luminarias más dañadas es en la calle Victoria

Algunas de las luminarias que se ubican en el centro de la ciudad se encuentran en malas condiciones, ya que tienen cables de fuera aislados con cinta, lo que representa un peligro pues podrían causar un accidente dado que estos desperfectos se localizan en la parte baja.

Además de dar mala imagen, ya que aunque la calle se supone que recibe mantenimiento constante, no se han subsanado estos detalles. 

Esta situación se pudo detectar en un recorrido hecho por Vanguardia, donde se ubicaron varias farolas en este estado.

La zona donde hay luminarias más dañadas es en la calle Victoria, ya que está en condiciones poco favorables. Algunos cables ya están muy sueltos y casi van a dar el piso, además de que algunas ya no prenden por la noche.

En octubre de 2008 concluyeron los trabajos de la remodelación en la calle Victoria, en aquella ocasión la inversión estatal, en coordinación con el Municipio, fue de 42 millones de pesos.