Tenía 49 años de edad y fue encontrado sin vida en su domicilio

El mundo de la música está de luto. Keith Flint, líder del grupo The Prodigy murió en la madrudaga de este luns en el condado de Essex, cerca de Londres. 

La policía llegó a la vivienda del cantante tras recibir un aviso telefónico que informaba de un hombre inconsciente. 

De acuerdo a las declaraciones realizadas por los agentes a The Guardian, recibieron la llamada de una señora preocupada por el estado de salud de un hombre.

Tras personarse en el lugar acompañados de una ambulancia, la policía confirmó la muerte del individuo, al que identificaron como Keith Flint. 

Se ha confirmado también que "la muerte no está siendo tratada como sospechosa", y que se están preparando ya los expedientes oportunos para las autoridades forenses y establezcan la causa de la muerte.

Flint inició su carrera musical en los años 90, pero con Prodigy se convirtió en uno de los pioneros de la música electrónica y el grupo se convirtió en uno de los más populares a finales del siglo pasado. 

Flint, que fue uno de los motores principales en la formación de la banda, llevó al principio el papel de bailarín del conjunto, antes de empezar a poner la voz a raíz del sencillo Firestarter, uno de los temas más aclamados y reconocidos de The Prodigy.

Prodigy vendió más de 25 millones de discos y recibieron varias nominaciones al Grammy. 

El vocalista acababa de regresar al Reino Unido de una gira por Australia y en mayo tenía previsto un tour por Estados Unidos.

La banda se pronunció en sus redes sociales lamentando la muerte de su vocalista.

"Con la conmoción y la tristeza más profunda, podemos confirmar la muerte de nuesstro hermano y mejor amigo Keith Flint", comentaron.