Secos. Solo tierra hay en numerosos maceteros. Fotos: Vanguardia/Luis Salcedo
Por años no han recibido mantenimiento

La estructura de las jardineras colocada en el puente de Coss y Allende poco a poco se viene abajo; muestra grietas en las paredes, lo cual representa un peligro para los automovilistas.

¡Fuera abajo! No solo los peatones corren peligro con las fracturas que presentan las jardineras del puente de Coss y Allende; también los automovilistas podrían sufrir percances.

Las últimas administraciones se han olvidado de darle mantenimiento, por lo que en lugar de ser un lugar atractivo para propios y extraños, luce abandonado, seco y desmoronándose, lo que representa un peligro tanto para peatones como para automovilistas que pasan cerca o por debajo del puente.

Uno de los lugares que muestra más deterioro es el que se encuentra a un costado de la circulación de norte hacia sur, sobre el bulevar V. Carranza. En este sitio se pueden ver varillas de la estructura que salen de la construcción, y los maseteros y en su gran mayoría están deteriorados.

En el lado posterior, ante de llegar a la calle de Allende, las plantas se muestran totalmente secas con concreto casi por caer.

¡Cuidado! En algunos lugares las varillas están a la vista.
Rompecabezas. Piezas completas ya no están en su lugar.